ELECCIONES PRESIDENCIALES EN BRASIL - Bolsonaro y Lula pasan a segunda vuelta
CONTEO RÁPIDO AL 80,9% EN VIVO - Rafael López Aliaga y Daniel Urresti en empate técnico por la alcaldía de Lima
Mundo

EE. UU. pide a países vecinos de Afganistán abrir fronteras y recibir a refugiados

“Es fundamental que todos los afganos y extranjeros que deseen salir puedan hacerlo con seguridad”, dijo la representante de EE. UU. ante la ONU.

En los últimos veinte años los talibanes estuvieron librando una insurgencia contra las fuerzas aliadas y el gobierno afgano. Foto: STRINGER /EFE
En los últimos veinte años los talibanes estuvieron librando una insurgencia contra las fuerzas aliadas y el gobierno afgano. Foto: STRINGER /EFE
Mundo LR

Este lunes 16 de agosto, un día después de que los talibanes tomaron Kabul, la representante de Estados Unidos ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), Linda Thomas-Greenfield, solicitó a los territorios limítrofes de Afganistán albergar a los refugiados de dicho país.

“Instamos a los vecinos de Afganistán, a otros países de la región y a otros estados que proporcionen un asilo temporal o permanente a los afganos que tratan de abandonar el país”, sostuvo Thomas-Greenfield durante la reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU.

La estadounidense también le pidió a los insurgentes que le faciliten la salida a todos los ciudadanos y ciudadanos que no deseen permanecer en Afganistán bajo su mando.

“Es fundamental que todos los afganos y extranjeros que deseen salir puedan hacerlo con seguridad”, agregó la funcionaria nombrada por el presidente de los Estados Unidos Joe Biden, quien brindó un mensaje a la nación en relación al país asiático.

“Hablé con el presidente afgano que cuando las tropas estadounidenses se fueran de su territorio, ellos tendrían que luchar su guerra, pero claramente no lo han hecho”, indicó el mandatario.

Las declaraciones del líder demócrata coinciden con las del asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, quien aseveró que las fuerzas afganas no defendieron a su nación pese a “los miles de millones de dólares” que destinó Estados Unidos en entrenamiento y equipamiento militar.

“La cuestión que encaró el presidente en abril (...) es si deberíamos enviar a hombres y mujeres de EE. UU. a una guerra civil en otro país cuando su propio Ejército no lucha por defenderlos. Y la respuesta a esa pregunta es no”, acotó.