Chile reducirá el 50% del consumo de pan en escuelas públicas para combatir obesidad infantil

La medida se propone después de un aumento del 30% de la tasa de obesidad en menores de 15 años durante la pandemia.

El plan tiene por objetivo beneficiar la salud de los alumnos más vulnerables de los colegios públicos. Foto: Composición / EFE
El plan tiene por objetivo beneficiar la salud de los alumnos más vulnerables de los colegios públicos. Foto: Composición / EFE
Mundo LR

El Ministerio de Educación de Chile ha anunciado que introducirá nuevas modificaciones en sus programas de alimentación de las escuelas públicas. Entre estas modificaciones figuran la reducción del 50% de consumo de pan en los menús escolares con el fin de mitigar las altas tasas de obesidad en la población menor de 15 años.

De acuerdo con la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (JUNAEB), dependencia de la cartera de Educación, la serie de medidas incluye también la incorporación de cereales, huevos, frutas frescas y variedad de productos marinos en la dieta de los escolares.

El plan, que atiende a más de 1,8 millones de estudiantes menores de edad en Chile, tiene por objetivo beneficiar la salud de los alumnos más vulnerables de los colegios públicos.

Este cambio en el plan nutricional de las escuelas públicas chilenas está relacionado con los efectos de la salud que la pandemia de la COVID-19 ha dejado en la población infantil, tales como hábitos sedentarios y el aumento del consumo de productos no saludables (pizza, galletas, pastas, bebidas azucaradas, etc.).

Según las conclusiones del estudio “Radiografía de la Alimentación en Chile” presentado por el Ministerio de Desarrollo Social y Familia, 3 de cada 4 adultos tienen sobrepeso y obesidad, mientras que en los niños esta cifra llega al 60 por ciento.

“Los cambios que estamos realizando generarán un impacto en la alimentación escolar, elevando la calidad nutricional sobre lo que se había entregado históricamente. No sólo reduciremos el pan, sino que se aumentarán las proteínas y se potenciará un cambio de hábito con las frutas al desayuno”, explicó el director de JUNAEB, Jaime Tohá.

Con el inicio de clases presenciales en Chile, se estima que las modificaciones al programa de alimentación sucedan paulatinamente y que esté completa para inicios del próximo curso escolar.

Con información de Europa Press