Ortega se afianza en el poder: Nicaragua inhabilita a su principal rival de las presidenciales

El Consejo Supremo Electoral (CSE) sacó de carrera al partido político Ciudadanos por la Libertad (CxL), que lidera una alianza opositora contra la tercera reelección del presidente Daniel Ortega.

Daniel Ortega, un exguerrillero de 75 años que está en el poder desde 2007, busca obtener un cuarto mandato. Foto: EFE
Daniel Ortega, un exguerrillero de 75 años que está en el poder desde 2007, busca obtener un cuarto mandato. Foto: EFE
Mundo LR

El tribunal electoral de Nicaragua inhabilitó el viernes 6 de agosto al partido derechista Ciudadanos por la Libertad, que lidera una alianza opositora contra la reelección del presidente Daniel Ortega, en una última decisión de una escalada represiva contra la oposición en el país centroamericano.

Se ordena “cancelar la personalidad jurídica del partido político Ciudadanos por la Libertad (CxL)”, anunció el Consejo Supremo Electoral (CSE) en una resolución leída por su secretario de actuaciones, Luis Luna, a medios oficialistas.

La medida deja al CxL, el principal bloque opositor, fuera de las elecciones generales del 7 de noviembre, en las que Ortega, un exguerrillero de 75 años que está en el poder desde 2007, busca obtener un cuarto mandato sucesivo al mando del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN, izquierda).

La ley prohíbe a los partidos políticos que no están legalizados participar en procesos electorales.

El CSE tomó la decisión luego que el también derechista Partido Liberal Constitucionalista (PLC), segunda fuerza parlamentaria y que ha sido señalado de colaborar con el gobierno, pidiera horas antes anular al CxL alegando actuaciones reñidas con la ley.

Según el texto presentado por el PLC, el bloque opositor de CxL tiene como presidenta nacional y representante legal a Carmella Rogers Amburn, conocida en el ámbito político como Kitty Monterrey, quien “tiene doble nacionalidad (estadounidense y nicaragüense), en notoria violación a la ley”.

Ante esta supuesta irregularidad, el PLC pidió al CSE “declarar nulo todo lo actuado por el partido CxL”. En respuesta, el tribunal electoral, en manos del oficialismo, también canceló la cédula de identidad de la presidenta de CxL.

Según el CSE, cuando la presidenta de la agrupación tramitó su cédula “utilizó procedimientos irregulares proveyendo” nombres diferentes.

“Lo hizo de manera totalmente fraudulenta”, alegó el CSE, que la acusó, además, de tener “comportamientos fuera de las condiciones y regulaciones técnicas legales para esta clase de organizaciones políticas”.

“La democracia no puede ser cancelada”, protestó Óscar Sobalvarro, candidato a la presidencia por el partido CxL, luego de que inhabilitaran a su vicepresidenta, la exreina de belleza, Berenice Quezada. Foto: EFE

La agrupación CxL confirmó que a su presidenta le fue retirada su nacionalidad nicaragüense, lo que la deja como ciudadana estadounidense con una situación migratoria complicada y sujeta a una posible deportación.

El despojo de la legalidad del partido CxL, una agrupación que surgió en 2017 como escisión del liberalismo, se produjo dos días después que el CSE inhibiera a su candidata a la vicepresidencia, la exreina de belleza Berenice Quezada, a causa de polémicas declaraciones que molestaron a las filas del oficialismo.

Quezada, de 27 años, era la compañera de fórmula electoral de Óscar Sobalvarro, de 68 años y exjefe de la denominada contrarrevolución. “La democracia no puede ser cancelada”, protestó Sobalvarro en Twitter.

En tanto, poco después que el tribunal electoral inhabilitara a CxL, el candidato a la presidencia del PLC, el empresario Milton Arcia, renunció a su postulación en protesta por la actuación de su partido, fundado por el expresidente Arnoldo Alemán (1997-2002).

“Mi renuncia va (...) Creo que aquí, Nicaragua, tenemos que luchar por la democracia”, dijo Arcia a la AFP. “Soy un hombre demócrata que quería que todo mundo participara, que ganara el mejor”, agregó, tras lamentar que su partido se haya prestado para esta maniobra política.

Con la salida de la alianza CxL de las elecciones, Ortega se dispone a conquistar cómodamente su tercera reelección sucesiva frente a cinco partidos derechistas que son tildados de “colaboracionistas” por la oposición.

Con información de AFP