“Estamos intubando a jóvenes”: el doloroso relato de una enfermera a los antivacunas

“Con la variante Delta que estamos viviendo ahora, la gente es más joven y está más enferma”, confiesa muy afectada Felicia Croft, enfermera de UCI en un hospital de EE. UU.

La enfermera recuerda las menores probabilidades de morir de las personas inmunizadas. “Ellos generalmente regresan a sus casas”. Foto: captura / Twitter
La enfermera recuerda las menores probabilidades de morir de las personas inmunizadas. “Ellos generalmente regresan a sus casas”. Foto: captura / Twitter
Mundo LR

Desde diciembre de 2019, el mundo se enfrenta sin tregua al avance del coronavirus. En el camino, millones de familias han perdido al menos a un ser querido, pero el sector sanitario es el que ha vivido más de cerca sus efectos, no solo por la exposición permanente al virus, sino también por haber tenido que presenciar miles de muertes y otras escenas desgarradoras.

Ese es el caso de Felicia Croft, una enfermera que trabaja en el hospital Willis-Knighton, en Luisiana (EE. UU.), cuyo desgarrador relato de sus vivencias diarias se ha vuelto viral. “Puedo decir que hoy ha sido uno de los días más emocionales y difíciles desde que empezó la pandemia”, explica la profesional notoriamente afectada.

Croft trabaja en UCI (unidad de cuidados intensivos) desde hace más de un año, cuando los primeros pacientes ingresaron a los hospitales a causa del nuevo coronavirus. Sin embargo, en los últimos días ha presenciado la agresividad de la variante Delta, sobre todo en la juventud.

“Con la variante Delta que estamos viviendo ahora, la gente es más joven y está más enferma… Estamos intubando y perdiendo a personas jóvenes. Personas con hijos de la edad de los míos que nunca les verán graduarse”, advierte sobre la crítica situación que se vive en los hospitales.

Felicia, al borde de las lágrimas, cuenta que los que más sufren los síntomas de la COVID-19 son los que deciden no colocarse la vacuna. “No puedo explicar la sensación de derrota cuando haces todo, le das todo a un paciente y no es suficiente… Además, saber que podría haberse vacunado y podría haber marcado la diferencia”, puntualizó.

Mira el video:

Lazy loaded component

Aunque la enfermera conoce la vulnerabilidad con la cual nos enfrentamos al coronavirus, recuerda las menores probabilidades de morir de las personas inmunizadas. “Ellos generalmente regresan a sus casas para alzar a sus hijos y darle un abrazo a su esposa o esposo”.

Por eso, el llamado que hace para que la ciudadanía se vacune es contundente: “Nos hemos convertido en una generación muy egoísta (…) esto no es sobre ti, es sobre las personas que pueden ser importantes para ti y también lo son para otros”.

Estados Unidos bordea los 35 millones de contagios y 614.000 muertos por la COVID-19. En este momento, el país cuenta con el 50,29% de su población totalmente vacunada, es decir, 165 millones de personas inmunizadas.