EN VIVO - Emmy 2021: sigue aquí la premiación a lo mejor de la TV y el streaming

Alemania: un muerto y 600 detenidos tras protestas contra medidas anti-COVID-19

La policía alemana informó que el primer deceso se trata de un hombre de 49 años. Las protestas son dirigidas por movimientos antivacunas y no cuentan con autorización.

Thilo Cablitz, portavoz de la policía, dijo que unos 2.000 manifestantes trataron de romper los cordones de seguridad, por lo que hicieron uso de gases lacrimógenos y porras. Foto: EFE
Thilo Cablitz, portavoz de la policía, dijo que unos 2.000 manifestantes trataron de romper los cordones de seguridad, por lo que hicieron uso de gases lacrimógenos y porras. Foto: EFE
Mundo LR

Miles de personas participaron, el último domingo, en las protestas no autorizadas contra las restricciones para contener la pandemia de la COVID-19 y el ascenso de la nueva variante Delta en Berlín, Alemania.

Durante las manifestaciones un hombre, de 49 años, murió luego de ser detenido por la policía. Asimismo, se dio cuenta de que 600 personas más fueron arrestadas y 10 agentes del orden resultaron heridos.

Según las fuerzas policiales, la víctima mortal colapsó cuando iba a ser identificado y se había quejado de un hormigueo en el brazo y dolor en el pecho. Los agentes le brindaron los primeros auxilios hasta la llegada de una ambulancia, pero falleció poco después de ingresar en un hospital.

El portavoz de la policía, Thilo Cablitz, dijo a la cadena regional RBB que los manifestantes, unos 2.000 aproximadamente, trataron de romper los cordones y aislar a los agentes, por lo que las fuerzas de seguridad hicieron uso de gases lacrimógenos y porras.

“En varios puntos del oeste de la ciudad hay todavía grupos grandes de personas que tratan de concentrarse y de ponerse en marcha. Nuestras barreras están siendo ignoradas y los agentes están siendo agredidos. Se han producido detenciones”, sostuvo Cablitz.

Asimismo, medios berlineses denunciaron la agresión sufrida por el jefe de la asociación de la prensa local, Jörg Reichel, que fue derribado de su bicicleta y maltratado por los manifestantes, reportó el diario Tagesspiegel.

Los llamados inconformistas o movimiento antivacuna, el más visible contra las medidas restrictivas en Alemania, atrajo a miles de personas a sus manifestaciones, gente de diferente pensamiento político, incluyendo a quienes se oponen a las inoculaciones, negacionistas de la pandemia, extremistas de derecha y los teóricos de la conspiración.

El Tribunal Superior Administrativo de Berlín-Brandeburgo confirmó el sábado la prohibición de 17 manifestaciones convocadas para el domingo, al considerar que no estaba garantizado el respeto a las medidas de higiene y distanciamiento.

Alemania suavizó muchas de sus medidas en mayo. Aun así, diversas actividades, como cenar en restaurantes o alojarse en un hotel, requieren de un certificado que demuestre que la persona está totalmente vacunada, se ha recuperado del virus o ha dado negativo en un test reciente de coronavirus.