Reino Unido insta a embarazadas a vacunarse frente a variante Delta

“La vacuna anti-COVID-19 puede mantenerte a ti, a tu bebé y a tus seres queridos a salvo y fuera del hospital”, sostuvo Jacqueline Dunkley Bent, directora de partería de Inglaterra.

Las embarazadas del Reino Unido pueden recibir la vacuna Pfizer-BioNtech o Moderna. Foto: La República.
Las embarazadas del Reino Unido pueden recibir la vacuna Pfizer-BioNtech o Moderna. Foto: La República.
Agencia AFP

La directora de partería de Inglaterra instó a las futuras mamás a que se vacunen contra la COVID-19 lo antes posible. Esto debido a un aumento preocupante de mujeres embarazadas no vacunadas que son hospitalizadas con la enfermedad en estado grave y evidencia de que la variante Delta presenta un riesgo significante.

La vacuna anti-COVID-19 puede mantenerte a ti, a tu bebé y a tus seres queridos a salvo y fuera del hospital”, destacó Jacqueline Dunkley Bent, jefa de parteras, ya que solo una pequeña proporción de las gestantes fue vacunada.

En una carta abierta dirigida en la víspera a sus colegas y a las mujeres afectadas, exhortó “a las embarazadas a tomar medidas para protegerse y proteger a sus bebés”, subrayando que “la vacuna salva vidas”.

Esta advertencia se produce tras la publicación, la semana pasada, de un estudio de la Universidad de Oxford. Los datos muestran que el 99% de las embarazadas ingresadas en el hospital a causa del coronavirus no habían sido vacunadas y que una de cada diez de ellas necesita cuidados intensivos.

“Es una muy buena noticia que tan pocas embarazadas vacunadas hayan sido hospitalizadas por COVID-19”, recordó la profesora Marian Knight, que lideró el estudio. Sin embargo, es “muy preocupante que las admisiones de embarazadas en el hospital debido al coronavirus estén aumentando, y que las pacientes parezcan estar más gravemente afectadas en el caso de la variante Delta”.

Según Knight, 200 embarazadas con coronavirus fueron admitidas en el hospital, solo la semana anterior. En tanto, desde el comienzo de la pandemia y hasta el 11 de julio, 3.371 embarazadas fueron hospitalizadas con síntomas de la enfermedad. La gravedad de su estado se acentuó con la variante Delta, detalla el estudio, que todavía debe ser examinado por sus pares.

Consultada sobre el mismo tema, la responsable de vacunación de la OMS Kate O’Brien afirmó que existía un “riesgo más elevado” de contraer una forma grave de la enfermedad para una embarazada.

“Y esto es aún más cierto al final del embarazo, cuando tienes una barriga grande y tu capacidad pulmonar está reducida a raíz del peso que cargas”, indicó O’Brien y alentó a las futuras mamás y las mujeres que amamantan a vacunarse.

Desde mediados de abril, las embarazadas del Reino Unido pueden recibir la vacuna Pfizer-BioNtech o Moderna. Asimismo, el Real Colegio de Obstetras y Ginecólogos (RCOG) y el Real Colegio de Parteras aconsejan hacerlo lo antes posible.