Expertos estadounidenses afirman que la guerra contra la COVID-19 cambió

Un informe elaborado por el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) revela que la variante Delta podría ser más contagiosa que el ébola, el resfriado y la varicela.

La CDC ordenó otra vez el uso de las mascarillas en espacios públicos debido al aumento de casos de coronavirus en el país. Foto: AFP
La CDC ordenó otra vez el uso de las mascarillas en espacios públicos debido al aumento de casos de coronavirus en el país. Foto: AFP
Mundo LR

Especialistas del Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) concluyeron que la guerra contra la COVID-19 en su país cambió tras la aparición de la variante Delta, cuya tasa de contagio ha demostrado ser aún mayor a la del virus original.

La información fue recogida de una presentación hecha por la institución a la que tuvo acceso el Washington Post. El documento explica que la nueva variante del coronavirus podría ser aún más contagiosa que la enfermedad del ébola, el resfriado común y la varicela.

Durante esta semana, la directora de los CDC, Rochelle Walensky, utilizó algunos datos del mencionado informe para explicar las razones de las recientes medidas que imponen la vuelta del uso de mascarillas en espacios públicos donde los casos están en aumento.

La regla también se cumple en aquellos que se aplicaron el fármaco contra el virus. Ellos deben usar el tapaboca frente a personas con enfermedades previas o que sean propensas a infecciones. La norma marca un retroceso en el avance contra la pandemia en Estados Unidos debido a que el último 13 de mayo, se dijo que ya no era necesario el uso de tapabocas en interiores o exteriores.

El documento del organismo sanitario estadounidense tiene la hipótesis de que el virus puede ser transmitido por personas vacunadas con la misma rapidez que los individuos sin vacunar. Según Washington Post, la investigación resalta que la cantidad del virus es 1.000 veces mayor en personas contagiadas con la variante Delta que en aquellas infectadas por el coronavirus original.

La CDC basa su investigación en estudios recientes, como el que realizó en la ciudad de Provincetown, Massachusetts, luego de las celebraciones del domingo 4 de julio. Los datos arrojaron que los contagios hasta el día jueves posterior a los festejos aumentaron a 822. En los últimos días, la nación norteamericana experimenta cerca de 90.000 casos diarios del coronavirus.