Nicaragua: Gobierno de Ortega detiene a abogada defensora de “presos políticos”

Oviedo se convierte en la trigésimo primera persona en ser arrestada en los últimos dos meses, con miras a las elecciones del 7 de noviembre, en las que el presidente Daniel Ortega buscará reelegirse.

La abogada forma parte del equipo de la CPDH que ha defendido a cientos de opositores que fueron acusados de terrorismo y otros delitos. Foto: AFP
La abogada forma parte del equipo de la CPDH que ha defendido a cientos de opositores que fueron acusados de terrorismo y otros delitos. Foto: AFP
Agencia EFE

La Policía de Nicaragua informó de que ha detenido la noche del jueves 29 de julio a la abogada y defensora de los denominados “presos políticos” María del Socorro Oviedo Delgado por el presunto delito de “traición a la patria”.

Oviedo, coordinadora del equipo especial jurídico de la no gubernamental Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), se convierte en la trigésimo primera persona en ser arrestada en los últimos dos meses, con miras a las elecciones generales del 7 de noviembre, en las que el presidente del país, el sandinista Daniel Ortega, buscará una nueva reelección.

La abogada de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) María Oviedo. Foto: END

En el marco del proceso electoral, las autoridades nicaragüenses han arrestado a los aspirantes presidenciales opositores Cristiana Chamorro, Arturo Cruz, Félix Maradiaga, Juan Sebastián Chamorro, Miguel Mora, Medardo Mairena y Noel Vidaurre, que también están siendo investigados por supuesta traición a la patria.

La Policía Nacional, que dirige Francisco Díaz, un consuegro de Ortega, también ha aprehendido a un excanciller, dos ex vice cancilleres, dos históricos exguerrilleros sandinistas disidentes, un dirigente empresarial, un banquero, una ex primera dama, y cinco dirigentes opositores.

Además, dos líderes estudiantiles, dos dirigentes campesinos, un politólogo y especialista en sistemas políticos y electorales, un periodista, un comentarista, dos extrabajadores de una ONG y un conductor de Cristiana Chamorro.

Por “traición a la patria”

En una declaración, la Policía explicó que basa su acusación contra Oviedo citando la Ley de Defensa de los Derechos del Pueblo a la Independencia, la Soberanía y Autodeterminación para la Paz, aprobada con carácter urgente por la Asamblea Nacional, de mayoría sandinista, en diciembre pasado.

Esa polémica ley, promovida por el Ejecutivo, cataloga los “traidores a la patria” y los inhabilita a optar a cargos públicos.

La Policía indicó que realizará “todas las diligencias investigativas pertinentes y remitirá a la investigada a las autoridades competentes para su enjuiciamiento y determinación de las responsabilidades penales”.

Por su lado, la CPDH confirmó la detención de su funcionaria y demandó su “libertad inmediata”. “Hasta el momento a los familiares no les han permitido verla, ni dan argumentos de su detención”, señaló.

El denominado “Monitoreo Azul y Blanco” también demandó su liberación inmediata y el respeto a su integridad física.

Agredida por la Policía

En el marco de la crisis sociopolítica que vive Nicaragua desde abril de 2018, Oviedo fue llevada a juicio por agresión a la autoridad y obstrucción de funciones, luego de dar una bofetada a un policía que la había tocado de manera impropia, tras lo cual fue agredida por dos agentes femeninas.

La abogada forma parte del equipo de la CPDH que ha defendido a cientos de opositores que fueron acusados de terrorismo y otros delitos, por participar en manifestaciones contra el presidente Ortega, quien se dice víctima de un “golpe de Estado fallido”, la mayoría liberados por una amnistía.

Las detenciones de líderes opositores se producen de cara a los comicios generales del próximo 7 de noviembre en los que Ortega, un ex guerrillero sandinista que retornó al poder en 2007 y que, desde 2017 gobierna junto a su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, buscará extender su mandato por cinco años más.

El mandatario, próximo a cumplir 76 años y que coordinó una Junta de Gobierno de 1979 a 1984 y presidió por primera vez el país entre 1985 y 1990, ha acusado a los líderes opositores de intentar derrocarlo con el apoyo de Estados Unidos y los ha tildado de “criminales”.