ONU advierte sobre “terrible” situación de COVID-19 en Birmania bajo gobierno militar

La empobrecida nación asiática está en crisis desde que la Junta militar tomó el poder a principios de febrero, con muchos hospitales mal equipados para hacer frente a la pandemia.

Un hombre carga un tanque de oxígeno mientras otros hacen fila para cargar los suyos en una planta de Mandalay, Birmania, el 13 de julio de 2021. Foto: AFP
Un hombre carga un tanque de oxígeno mientras otros hacen fila para cargar los suyos en una planta de Mandalay, Birmania, el 13 de julio de 2021. Foto: AFP
Agencia AFP

Gran Bretaña advirtió el jueves al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que la mitad de la población de Birmania, bajo una dictadura militar, podría verse infectada con la COVID-19 en las próximas dos semanas.

El Reino Unido convocó la reunión en respuesta a lo que llamó la “terrible” situación del coronavirus en Birmania, donde los contagios se han “disparado” desde febrero, cuando el Ejército tomó el control de ese país de 54 millones de habitantes.

Por ello, Londres instó al Consejo a garantizar que se respete la resolución 2565 del organismo, que exige el respeto del cese al fuego en las zonas de conflicto para permitir la entrega segura de vacunas contra el coronavirus. “Es vital que consideremos cómo implementarlo”, sostuvo la embajadora británica Barbara Woodward.

La empobrecida nación asiática está en crisis desde que la Junta militar tomó el poder a principios de febrero, con muchos hospitales mal equipados para hacer frente a un creciente número de casos, en tanto, muchos miembros del personal médico se retiraron en protesta por el golpe.

Birmanos que viven en Tailandia sostienen fotografías del comandante en jefe del ejército de Myanmar, el general mayor Min Aung Hlaing, durante una protesta frente a la embajada de Myanmar. Foto: AP

La ONU estima que apenas 40% de las instalaciones de atención médica de Birmania pueden cumplir funciones. El organismo mundial también estima que las fuerzas de la Junta han llevado a cabo al menos 260 ataques contra personal e instalaciones médicos, deteniendo al menos a 67 funcionarios sanitarios.

“Con la nueva ola de COVID-19 extendiéndose como la pólvora por todo el país, es lamentable que se pierdan más vidas a medida que el ejército de Birmania usa al coronavirus como un arma contra la gente”, dijo la portavoz del denominado gobierno de Unidad Nacional, Susanna Hla Hla Soe.

El miércoles 28 de julio se informó de poco menos de 5.000 nuevos casos de COVID-19, frente a los 50 por día de principios de mayo, pero los analistas dicen que es probable que la cifra real sea mucho mayor.

LR PODCAST: Escucha el último episodio de Vuelta al Mundo

Lazy loaded component