EE. UU. no se libra del todo de las mascarillas

Retroceso. Avance de la variante Delta y desidia por no vacunarse. Autoridades recomiendan cubrebocas en interiores.

Réplica. Florida impuso la misma medida pese a vacunación. Foto: AFP
Réplica. Florida impuso la misma medida pese a vacunación. Foto: AFP
Mundo LR

Agencias

El retroceso de la campaña de vacunación en Estados Unidos y la indisposición voluntaria de millones de personas para vacunarse contra la COVID-19 obligaron al Gobierno de los Estados Unidos a recomendar a aquellos ciudadanos que sí están inmunizados que vuelvan a llevar mascarillas en lugares cerrados y de poco aforo en la mayor parte del país e incluso los colegios.

El cambio en las directrices de los CDC responde al aumento de contagios en el país por la variante Delta, mucho más contagiosa y que supone ya al menos el 83% de los casos de Covid-19 secuenciados en Estados Unidos.

“En zonas con índices altos o notables de contagios, los CDC recomiendan que las personas completamente vacunadas lleven mascarilla en lugares públicos e interiores”, dijo la di- rectora de esa agencia federal, Rochelle Walensky, en una rueda de prensa telefónica.

Según informó la semana pasada Walensky, más del 97% de los hospitalizados por Covid-19 no están vacunados. Además, el 99,5% de las muertes se produjeron entre personas que no habían sido inmunizadas, indicó Vivek Murthy, la más alta autoridad médica del Gobierno.

Casi dos tercios de los condados de Estados Unidos tienen índices altos o notables de transmisión del Covid-19, según los parámetros de los CDC, por lo que las recomendaciones de la agencia se aplican a la mayor parte del país.

En la última semana, los contagios han subido casi un 47% en EEUU y los ingresos hospitalarios por la enfermedad han aumentado el 32 por ciento, mientras la vacunación sigue prácticamente estancada, con apenas el 57% de los mayores de 12 años completamente vacunados, según los CDC. Las autoridades de diferentes estados han recurrido a campañas de motivación que no han sido del todo exitosas y hoy requieren cambiar el enfoque de la estrategia.

Por su parte, el estado de Nueva York obligará a todos los trabajadores de la salud en contacto con el público a que se vacunen contra el CORONAVIRUS a partir de setiembre, tal y como lo anunció el miércoles el gobernador Andrew Cuomo.

La realidad de Estados Unidos es casi un espejo que refleja también el drama de países europeos como Reino Unido, Francia e Italia.

Latinoamérica en riesgo de “avalancha de problemas de salud”

Latinoamérica y el Caribe pueden enfrentar una “avalancha de problemas de salud” por interrupciones en la atención primaria provocadas por la pandemia del Covid-19, advirtió el miércoles la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Retrasos en la inmunización de niños, falta de controles prenatales, deficiente seguimiento de pacientes con enfermedades crónicas: las disrupciones provocadas por la emergencia del nuevo virus “están teniendo un impacto desmedido en nuestro primer nivel de atención”, dijo en rueda de prensa Carissa Etienne, directora de la OPS.

El 97% de los países y territorios americanos participantes en una encuesta reciente reportaron alteraciones de sus servicios, mientras que el 45% informó de interrupciones en al menos la mitad de ellos, según la OPS.

Por otra parte, más de 300.000 niños, la mayoría en Brasil y México, no recibieron sus vacunas de rutina en 2020, dijo Etienne.