Abimael Guzmán - Crónica sobre el proceso de identificación y cremación de los restos del cabecilla terrorista
EN VIVO - Ricardo Gareca ofrece conferencia para dar a conocer la lista de convocados

La obligaron a dar en adopción a su bebé y 66 años después lo encuentra al otro lado del mundo

Issy Carr pudo encontrar a su hijo, quien vive en Australia, gracias a una prueba de ADN, la cual sorpresivamente le trajo como resultado una coincidencia con quien sería su nieta.

Issy Carr junto a una foto de su hijo Keith luego de 66 años de intensa búsqueda. FOTO: SWNS
Issy Carr junto a una foto de su hijo Keith luego de 66 años de intensa búsqueda. FOTO: SWNS
Mundo LR

Issy Carr, una mujer inglesa de 86 años, fue madre a los 20 años y estuvo obligada a dar en adopción a su hijo recién nacido. Luego de 66 años, ella ha conseguido encontrarlo después de una larga búsqueda, y ello gracias a un resultado de prueba de ADN.

Carr cuenta que su madre le dijo que era mejor darlo en adopción porque si se quedaba con él ya nadie iba a querer casarse con ella. “Nunca perdoné a mis padres”, expresa.

También narra que, desde el primer día de su nacimiento, ella jamás dejó de pensar en el hijo al que llamó George, así como nunca soltó la esperanza de volver a verlo. Ella afirma que el rastreo fue intenso y angustioso.

En su recorrido sin éxito, a Issy le propusieron enviar muestras de ADN para tener mayores posibilidades de hallar a su primogénito. Es así como inicia su felicidad, ya que se encontró una coincidencia con una mujer de nombre Kym Carthew, la cual vivía en Perth, Australia.

Kym, de 43 años, resultó ser su nieta. Sin embargo, lo más sorprendente de este acontecimiento es que ella también se encontraba buscando a “George”, quien lleva como nombre legal Keith Garrahy y era el padre que no conoció.

Volvieron a la búsqueda de Keith en línea, pero esta vez juntas. Fue entonces cuando finalmente pudieron hallar una dirección que las dirigiera a su hogar, en Australia. Kym se acercó a la casa y le reveló quién era. “Soy tu hija, y también encontré a tu madre”, le dijo a Keith, quien quedó desconcertado al recibir la noticia.

Tuvieron que pasar algunos días para que Keith pudiese asimilar lo que estaba sucediendo. Pasados los días, los tres realizaron una llamada vía Zoom en donde compartieron momentos agradables.

“Todos teníamos mucho en común y un sentido del humor similar. Keith es mi viva imagen y su hija es hermosa”, contó Issy con mucha emoción y al mismo tiempo satisfecha de haber cumplido con el principal objetivo de su vida.

Ellos solo están esperando que existan menos restricciones por la pandemia debido a la COVID-19. Cuando el peligro sea menor, tienen planificado reunirse en persona para así concretar el anhelado encuentro.