Argentina: gobernador de La Rioja dispone que ingreso a locales públicos sea con certificado de vacunación

Mundo LR

Las personas solo podrán visitar negocios como bares o restaurantes de contar con su documentación en regla. Foto: EFE/referencial
Las personas solo podrán visitar negocios como bares o restaurantes de contar con su documentación en regla. Foto: EFE/referencial

La decisión de Ricardo Quintela, gobernador de la provincia de La Rioja, ha causado polémica por parte de usuarios en las redes sociales, que la tildan de discriminatoria.

Publicidad

El gobernador de la provincia argentina de La Rioja, Ricardo Quintela, informó que solo se permitirá el ingreso a locales públicos presentando el certificado de haber sido vacunado o dado de alta. La normativa abarca restaurantes, bares o salones de fiesta.

“Quiero contarles que a partir de este fin de semana en los locales gastronómicos, salones de fiesta, bares y restaurantes se pedirá, como requisito para ingresar, el certificado de vacunación y/o alta del COVID-19″, informó el funcionario a través de Twitter.

Ricardo Quintela mencionó las nuevas medidas a través de sus redes sociales. Foto: captura de Twitter

Algunos usuarios en las redes sociales han calificado a la iniciativa de “inconstitucional”, “ilegal” e incluso “discriminatoria”. Por otro lado, también hay quienes están de acuerdo y aseguran que ante las circunstancias se deben “tomar medidas restrictivas temporales para frenar la propagación del virus”.

Medida similar en Buenos Aires

Días atrás, el gobernador bonaerense Axel Kicillof había anunciado la ampliación de los aforos en las zonas en fases 2, 3 y 4 con un adicional del 20%, “exclusivamente para personas que estén vacunadas con una dosis” (y que hayan cumplido un plazo de 21 días desde su inoculación).

En el caso de Quintela sería el primer funcionario en pedir este requisito. En octubre del año pasado, el gobernador riojano había anunciado en sus redes sociales una medida novedosa que fue desestimada.

Dicho anuncio, efectuado el pasado 5 de octubre, consistió en que los dados de alta por coronavirus quedaban exceptuados de las restricciones horarias y de circulación que tenía la provincia en aquel entonces, informa la Nación.

La medida contemplaba el libre ingreso a todos los recuperados que fueran de otros distritos del país. Al otro día, también a través de su cuenta de Twitter, Quintela dio marcha atrás con la medida “con motivo de la confusión causada a nivel nacional y para llevar claridad a la ciudadanía”, sostuvo.

La Rioja registra a la fecha casi 28.000 casos positivos acumulados, de los cuales cerca de 3.000 permanecen activos, y un total de 870 personas fallecidas.