Bolivia: Jeanine Áñez pide audiencia con Bachelet para demostrar su inocencia

Mundo LR

Jeanine Áñez advierte que podría sufrir un accidente cardiovascular o paro cardíaco debido a la hipertensión que padece. Foto: Jeanine Añez/Twitter
Jeanine Áñez advierte que podría sufrir un accidente cardiovascular o paro cardíaco debido a la hipertensión que padece. Foto: Jeanine Añez/Twitter

La expresidenta interina de Bolivia afirmó en la misiva que su encarcelamiento es parte de “una decisión política” del presidente Luis Arce.

Publicidad

La expresidenta interina de Bolivia Jeanine Áñez solicitó una audiencia con la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, en una carta que dio a conocer este martes 20 de julio en sus redes sociales.

”Solicito respetuosa y encarecidamente una audiencia, para que mi hija, Carolina Ribera Áñez, participe en representación mía”, señala Áñez en el texto argumentando su situación de reclusión por más de cuatro meses como impedimento para concretar un encuentro personal con la funcionaria del organismo.

En la carta, la exmandataria interina expone la acusación en su contra de “ser autora de un supuesto golpe de Estado” pero indica que en realidad los delitos por los que se la acusa “no han sido demostrados” y que su encarcelamiento es parte de “una decisión política” del presidente boliviano, Luis Arce.

Tuit sobre la carta de Jeanine Áñez dirigida a Michelle Bachelet. Foto: captura Twitter

En el texto recalca que el 12 de noviembre de 2019 asumió la presidencia en medio de una “convulsión social” y un “vacío de poder” que se originó por la renuncia de las principales autoridades del Ejecutivo y el Legislativo nacionales.

Áñez, detenida preventivamente en una cárcel en La Paz por acusaciones de terrorismo, sedición y conspiración, también hace referencia a las condiciones de su reclusión y su situación de salud.

En la carta sostiene que estuvo “incomunicada” de sus familiares, que sufrió una depresión “que activó una hipertensión arterial prevalente”, que enfermó de los riñones y que su petición de recibir atención médica fuera del penal “fue sistemáticamente negada”.

También alerta de que “sigue latente el peligro de que sufra un accidente cardiovascular o paro cardíaco” debido a la hipertensión que padece.

La expresidenta transitoria indica que el Gobierno “sigue activando procesos judiciales” en contra suya.

Justamente existen tres proposiciones acusatorias que están en el Parlamento por acciones que tomó durante su administración y otra que la Fiscalía todavía investiga por la muerte de una veintena de civiles en las protestas de Sacaba y Senkata de noviembre de 2019, que pueden dar pie a juicios de responsabilidades.

Sobre estos procesos manifestó que evidencian “el carácter indolente e inhumano”, ya que buscan garantizar su encarcelamiento a pesar de que, a juicio suyo, los argumentos “siguen siendo incongruentes”.

En el escrito, Áñez indica que la versión de un “golpe de Estado” es “falsa” y que “cada día se va desmoronando”.

La expresidenta interina menciona a Bachelet que en caso de que se concrete esa audiencia en la que estará representada por su hija podrá “demostrar documentalmente” todo lo que menciona, además de las razones por las que debe ser puesta en libertad.

La detención de Áñez se produjo en marzo pasado a raíz de una denuncia planteada por una exparlamentaria del gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) que también incluye al gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, y su padre, José Luis Camacho Parada, sobre los que la justicia aún no ha tomado acciones, además de exjefes militares y policiales, algunos de ellos en prisión.

Con información de EFE.

LR PODCAST: Escucha el más reciente episodio de Vuelta al Mundo

Lazy loaded component