Miles de musulmanes subieron al monte Arafat en día cumbre de la peregrinación

Bajo estrictas medidas sanitarias por la COVID-19, un total de 60.000 musulmanes ascendieron al monte donde el profeta Mahoma oró y pronunció su último sermón hace 14 siglos.

Peregrinos cumplen el día más importante del 'hach' marcado por la pandemia. Foto: EFE
Peregrinos cumplen el día más importante del 'hach' marcado por la pandemia. Foto: EFE
Mundo LR

Miles de creyentes ascendieron el lunes 19 de julio al monte Arafat, al este de La Meca —la ciudad más sagrada para el islam— para realizar el ritual considerado como el momento culminante del ‘hach (peregrinación). Ellos soportaron el extremo calor y humedad y cumplieron con los estrictos protocolos sanitarios por la COVID-19.

Antes de la pandemia, Arabia Saudita recibía alrededor de 2 millones de fieles de todo el planeta; sin embargo, el territorio actualmente afronta su tercera ola con más de 1.000 contagios diarios a pesar de ser uno de los países más avanzado en la vacunación, ya que se han aplicado 22 millones de dosis entre sus 35 millones de habitantes.

Las autoridades de dicho país solo se ha permitido la adoración a los musulmanes residentes y vacunados. Estos comenzaron su ascenso el domingo 18 de julio en el vecino valle de Mina, donde pasaron el día rezando y posteriormente serían trasladados en pequeños grupos por autobuses a la zona de Arafat, conocido también como Yabal o ‘Monte de arrepentimiento’.

El punto culminante es el denominado Waqfa, que —según la tradición— es cuando los fieles expían sus pecados en un escenario que simboliza el día del juicio final. En la noche se desplazaran a la localidad vecina de Muzdalifa, donde pernoctaran y finalmente se dirigirán a Mina para cumplir el primer apedreamiento de las tres columnas que representan al diablo y sus tentaciones.