Primarias en Chile evidenciaron una derrota de la política tradicional

Gabriel Boric, de Convergencia Social, derrotó a Daniel Jadue, del tradicional Partido Comunista. Por otro lado, el independiente Sebastián Sichel venció a los candidatos de Renovación Nacional y UDI.

Gabriel Boric y Sebastián Sichel se disputarán la presidencia de Chile, junto con otros candidatos, el domingo 21 de noviembre. Foto: CNN Chile
Gabriel Boric y Sebastián Sichel se disputarán la presidencia de Chile, junto con otros candidatos, el domingo 21 de noviembre. Foto: CNN Chile
Edu Gamboa

Las elecciones primarias para la presidencia de Chile tuvieron varias sorpresas. En primer lugar, la coalición de izquierdas Apruebo Dignidad obtuvo más votación que la alianza de derechas Chile Vamos, de Sebastián Piñera. Ambas obtuvieron respectivamente 1,709121 y 1,317403 votos, cifras que representan el 56,5% y 43,5%, trece puntos de diferencia a favor de la coalición de izquierdas.

Si nos concentramos en Apruebo Dignidad, Gabriel Boric fue el claro ganador. Un buen debate, su deslinde con Gobiernos autoritarios como los de Cuba y Venezuela, y el apoyo de alcaldes jóvenes como los de Viña del Mar, Maipú, y la excandidata a la región de Santiago Karina Oliva lo favorecieron ante Daniel Jadue. Ambos obtuvieron 60,1 y 39,9%, respectivamente.

Boric no ocultó su emoción ante la victoria, aunque llamó a la humildad y a la responsabilidad para convocar “a los que faltan” para una posible victoria en el mes de noviembre, cuando se lleve a cabo la primera vuelta presidencial, en la que también estarán otros candidatos de peso, como la centroizquierdista Yasna Provoste y el ultraderechista José Antonio Kast.

“La responsabilidad de cambiar Chile es colectiva”, señaló, y agradeció a Daniel Jadue. “Ratificamos nuestro pacto y nuestra alianza”, agregó. Además, expresó un saludo al Partido Comunista. Aprovechó para parafrasear a Salvador Allende: “Más temprano que tarde se abrirán las grandes alamedas para que pasen el hombre y la mujer libre”, declaró el postulante del Frente Amplio.

Hemos tenido un resultado superior al de las fuerzas conservadoras del orden. Confiamos en la sociedad civil organizada, en el protagonismo popular. Es momento de asumir el desafío histórico para hacer las transformaciones que Chile necesita. No es una alianza electoral, es una alianza que se forjó en las movilizaciones. Tengamos los pies puestos sobre la tierra. Asumo esta responsabilidad con honor”, dijo Boric Font.

En cuanto a la derecha, los candidatos Joaquín Lavín, Mario Desbordes e Ignacio Briones fueron derrotados por el independiente Sebastián Sichel, quien aseguró antes de la primaria haberse distanciado de Sebastián Piñera. Sichel obtuvo 49,07% y Lavín, un 31,34%, mientras que Briones y Desbordes, 9,77% y 9,82%, respectivamente.

“Se pudo. Estamos muy contentos. Al final, acá ganaron millones de chilenos que han luchado toda su vida por salir adelante. Se puede cuando se ama a Chile, cuando muchos están conectados. Hemos hablado con todos, van a llegar todos, vamos a hacer un trabajo grande con todos”, dijo Sichel al llegar a su comando, donde fue recibido entre vítores, cantos y celebración.

El ganador de las primarias de Chile Vamos agradeció a sus contrincantes, Joaquín Lavín (UDI), Mario Desbordes (RN-PRI) e Ignacio Briones (Evópoli). Asimismo, manifestó que “ahora Chile Vamos es uno solo. Somos una coalición que se prepara para ganar la elección presidencial”, declaró a la prensa mientras era escoltado por sus exrivales en la interna.