EN VIVO - Atlético Madrid vs. Liverpool: sigue el minuto a minuto del partidazo por Champions League EN VIVO - Real Madrid vs. Shakhtar Donetsk: minuto a minuto del partido por la UEFA Champions League

Gobierno de Los Ángeles construye casas para personas sin hogar

Las casitas miden 6 m2, se construyen en solo 90 minutos y cuentan con seguridad las 24 horas del día.

La cantidad de casitas instaladas son 76 y se encuentran en el barrio de Tarzana. Foto: Los Ángeles/Twitter
La cantidad de casitas instaladas son 76 y se encuentran en el barrio de Tarzana. Foto: Los Ángeles/Twitter
Mundo LR

En la ciudad de Los Ángeles, la segunda ciudad más grande de Estados Unidos, se ha instalado en un estacionamiento una aldea de viviendas prefabricadas en tamaño miniatura. Esta acción tiene la finalidad de ofrecer ayuda a personas que no tienen hogar y así poder rehacer sus vidas.

La cantidad de casitas instaladas son 76 y se encuentran en el barrio de Tarzana. Estas, las cuales tienen 6 m2 de medida, fueron financiadas por el gobierno local. Cada una está equipada con camas y estantes, incluso, tienen aire acondicionado y calefacción.

Las casitas tuvieron un costo de 6.500 dólares cada una por lo que pueden levantarse en 90 minutos. Asimismo, están vigiladas las 24 horas del día y llevan un baño y duchas, las cuales son compartidas. También cuenta con lavadoras y mesas con una sombrilla encima de ellas.

Los Ángeles cuenta con una gran población de personas sin hogar, por ello decenas de miles de ellos viven al aire libre, lo que les ocasiona daños en su salud tanto física como psicológica. Los lugares donde habitan están dispersos por las calles a la vista de cualquier ciudadano o turista.

Una de las beneficiadas es Zuri-Kinshasa María Terry, ella tiene 46 años y acaba de instalarse en una de las viviendas. María, exdesnudista, cuenta que se quedó en la calle hace un año después de pasar dos semanas en cuidados intensivos a causa de la COVID-19.

“Era lo más espantoso en el maldito mundo estar allí”, dijo Terry, y añadió que está asimilando la idea de haber conseguido un nuevo hogar en donde se siente cómoda. También comentó que siente mucha “seguridad” comparado a vivir en la intemperie.

En estas pequeñas casas, los habitantes tienen la posibilidad de bloquear el acceso desde dentro. Sin embargo, no pueden mantener las llaves de la puerta. Así lo aseguró Rowan Vansleve, director de finanzas y administración de Hope of the Valley, una ONG que gestiona el lugar.

Agregó que el proceso inicia con “una ducha muy caliente, una comida excelente y luego la elaboración de un plan” con el objetivo de ayudar al habitante a olvidar su situación precaria.

“Una vez que tenga un plan, le asignaremos una casa pequeña y trabajará en ese plan durante el tiempo que sea necesario”, explica Vansleve.

Un punto importante de esta oportunidad es que es brindada por tres meses, un plazo renovable hasta que el residente encuentre un hogar de forma permanente, explica Brandon Hanner, gerente de programas de la ONG para el sitio de Tarzana. Además, los residentes tienen acceso a tres comidas al día, atención médica y terapia, y se proporcionan tres comidas al día.

Lazy loaded component