Los casos de COVID-19 aumentarían cinco veces más, según ente europeo

El foco principal sería en personas que viven en Europa (entre 15 y 24 años), y el número más alto se detectaría a inicios de agosto, según el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades.

Según el ECDC, España y Portugal serían los países con mayor tendencia al alza sobre casos positivos de coronavirus. Foto: difusión/referencial
Según el ECDC, España y Portugal serían los países con mayor tendencia al alza sobre casos positivos de coronavirus. Foto: difusión/referencial
Mundo LR

El Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC, siglas en inglés) ha señalado que el número de nuevos casos positivos de COVID-19 podría multiplicarse por cinco de aquí hasta el 1 de agosto.

Según las previsiones publicadas en referencia a su zona de estudio, que comprende la Unión Europea, Noruega e Islandia, el ECDC prevé que se registren 420 casos por 100.000 habitantes en la semana del 1 de agosto frente a los 90 detectados actualmente. Mientras que para la segunda semana de agosto se estima un aumento de 620 nuevos casos positivos por cada 100.000 habitantes.

El estudio revela que estas cifras se igualarían a las de abril 2021, cuando se detectó un importante brote.

El número de hospitalizaciones también aumentará, pero no contemplará un incremento significativo, ya que la campaña de vacunación está avanzando de una forma prometedora.

Sin embargo, el número de fallecidos sí simbolizará un exceso, debido a que se podría llegar a 10 por cada 100.000 habitantes, en comparación con los 6,8 decesos de la semana pasada.

De los 30 países estudiados por el ente europeo, aproximadamente un tercio de ellos estaría en tendencia al alza, con principal foco en personas de entre 15 y 24 años. España y Portugal serían los países con mayor preocupación respecto al aumento de casos, mientras que Países Bajos, Luxemburgo, Malta y Chipre estarían dentro del grupo denominado como de “preocupación moderada”.

Cabe resaltar que debido a la flexibilización de medidas en países de la UE y el avance de la propagación de la variante delta, la semana pasada se detectó un aumento del 60% de casos positivos.