EN VIVO - Pleno debate proyectos para definir el futuro de los restos de Abimael Guzmán

Tormentas e inundaciones en países europeos deja decenas de muertos y desaparecidos

Al menos 46 personas han muerto en Alemania y Bélgica. El panorama ha sido comparado con dos meses de aguaceros en las zonas afectadas.

Una mujer trata de cruzar la calle con el agua al cuello en Lieja, Bélgica. Foto: AFP
Una mujer trata de cruzar la calle con el agua al cuello en Lieja, Bélgica. Foto: AFP
Mundo LR

Países de Europa han sido fuertemente afectados este jueves 15 de julio por lluvias intensas que están provocando inundaciones y derrumbes de viviendas. En Alemania, que ha sufrido la peor parte, se han registrado 42 defunciones, según medios locales.

Hay zonas en donde lo que llegó fue el equivalente a dos meses de aguacero. Esto trajo como consecuencia la devastación de caminos, casas, vehículos e incluso se detuvo el servicio de trenes.

La precipitación se extendió durante horas y causó no solo la inundación de poblaciones sino que también bloqueó vías y el dique de una represa, los cuales fueron reforzados ante el peligro de que pudiera romperse por la presión del agua.

Norte de Alemania

En Bélgica se registraron cuatro fallecidos. En Luxemburgo y Holanda hubo destrucciones considerables. En Alemania, las inundaciones perjudicaron a los estados de Renania del Norte-Westfalia, el más poblado del país, y de Renania-Palatinado.

En este último, autoridades municipales de Ahrweiler aseguraron el hallazgo de seis personas muertas, entre ellas, dos bomberos. También mencionaron que hay 30 personas desaparecidas. En cuanto a destrucciones materiales, las lluvias provocaron el desplome de seis edificios y otros 20 están en estado inestable.

El día de hoy, Armin Lachet, primer ministro de Renania del Norte-Westfalia y candidato a la sucesión de Angela Merkel, visitará Hagen para brindar el apoyo necesario a la zona. Testigos mencionan que en las calles de Hagen el agua llega hasta la cadera, por ello se interrumpió de forma preventiva el servicio de electricidad y así evitar otra tragedia.

El ministro de Interior de Renania del Norte-Westfalia, Herbert Reul, calificó la situación de “extremadamente difícil”. Tanto así que se tuvo que retirar de la ciudad a una residencia de ancianos después de la inundación de la primera planta.

Desde este último martes 13 de julio ya se encuentran, en las distintas zonas que han sido afectadas, equipos de rescate en donde están participando 3.900 personas. Estas han intervenido en los lugares perjudicados en más de 2.000 ocasiones.