EN VIVO - Sigue todas las incidencias de la Asamblea General de la ONU en Nueva York

Unión Europea plantea el fin de los autos a combustible

La búsqueda por hacer frente al cambio climático ha llevado a proponer esta medida con miras al 2035.

Se prevé que el precio de los autos eléctricos baje rápidamente a medida que se fabriquen de manera masiva. Foto: AFP
Se prevé que el precio de los autos eléctricos baje rápidamente a medida que se fabriquen de manera masiva. Foto: AFP
Mundo LR

La Unión Europea propuso que se prohíba la venta de nuevos autos que utilicen gasolina y diésel desde 2035. Esta decisión busca acelerar el cambio a vehículos eléctricos de emisiones cero como una medida para hacer frente al cambio climático.

El órgano ejecutivo de la UE dispuso reducir el 55% de las emisiones del CO2 emitido por los autos con miras al 2030, respecto a las del 2021. Ello se traduce en una reducción mayor de la que se viene trabajando, ya que actualmente se consideraba el 37,5% de las emisiones para la misma fecha.

La Comisión plantea además el recorte del 100% de las emisiones de CO2 para el 2035. Ello imposibilitaría la venta de nuevos vehículos que funcionen en base a combustibles fósiles en el bloque de los 27 países que conforman la Unión Europea.

No obstante, todas las propuestas de la Comisión deberán ser negociadas y aprobadas por los Estados miembros de la UE y el Parlamento Europeo. Por ello, se estima que la decisión final se dé en aproximadamente dos años.

Frente a ello, se busca impulsar la venta de vehículos eléctricos. Es así que Bruselas ha propuesto una legislación que obligue a los demás países a instalar puntos de carga públicos que se ubiquen en las principales carreteras. El proyecto señala también que estos deben estar ubicados en una distancia máxima de 60 kilómetros entre uno y otro. De ser aprobado, el plan se implementaría en 2025.

Se espera que el uso de autos eléctricos aumente progresivamente y que para 2030 se hayan creado al menos 3,5 millones de estaciones públicas para recargarlos. Así, se proyecta que para 2050 esta cifra aumente hasta los 16,3 millones.

Por su parte, los fabricantes de automóviles han manifestado que una condición para aceptar los estrictos cambios respecto al cuidado del clima por emisiones de CO2 es la demanda de mayor inversión pública en cargadores para el nuevo medio de transporte propuesto.

Volkswagen señaló también que dejaría de vender autos con motores de combustión en Europa aproximadamente en 2035, ya que se encuentra en una transición hacia los vehículos eléctricos.