Cuba: renuncia viceministro del Interior tras oponerse a la represión de manifestantes, según ABC

El diario español ha señalado que fuentes cercanas al gobierno informaron del distanciamiento.

El pueblo cubano reclama al gobierno un mejor manejo de la crisis económica y sanitaria. Foto: Eva Marie Uzcategui/AFP
El pueblo cubano reclama al gobierno un mejor manejo de la crisis económica y sanitaria. Foto: Eva Marie Uzcategui/AFP
Mundo LR

Jesús Manuel Burón Tabit, quien ocupaba el cargo de viceministro del Interior de Cuba, ha dimitido de su cargo al poner en tela de juicio las decisiones tomadas por la cartera de la que formaba parte y mostrar su desacuerdo respecto al uso excesivo de la fuerza policial para reprimir las manifestaciones que se vienen realizando desde el 11 de julio.

La salida de Burón Tabit estaría impulsada por la discrepancia entre sus ideales y las medidas tomadas para contener las protestas por otros mandos del régimen, según el diario ABC.Hay lío en el seno del Ejército y diferencias entre militares de la vieja guardia y generales jóvenes”, informaron las fuentes del medio español. Sin embargo, la información no es considerada oficial, ya que el gobierno no ha confirmado la noticia.

El analista y escritor Juan Almeida habría confirmado también la decisión de la autoridad en su programa Juan Juan Al medio. Según Almeida, el Buró Político del Partido Comunista de Cuba (PCC) habría pedido la renuncia de Burón en el lobby del edificio A del Ministerio del Interior. El analista señaló que el ahora exviceministro habría hecho hincapié en que aplicar la ley no es sinónimo de asesinato.

Juan es hijo del fallecido general Juan Almeida, quien fue considerado como una de las figuras más relevantes del régimen cubano. Aunque fue allegado al círculo íntimo del gobierno de Castro, años después decidió formar parte de la oposición y se exilió en Miami.

Hasta el momento, se ha confirmado que hubo un muerto durante las manifestaciones que iniciaron en San Antonio de los Baños. Mientras el gobierno insiste en culpar a Estados Unidos de las revueltas que se presentan en su país, el pueblo sigue en pie de guerra y en búsqueda de los detenidos.

Al menos 150 personas han sido apresadas, según la organización Human Rights Watch (HRW). Además, se ha denunciado la detención de opositores, activistas y periodistas independientes que informan sobre la brutalidad ejercida por las fuerzas del orden.

El gobierno no ha brindado hasta ahora una cifra oficial respecto a los arrestos.