LO ÚLTIMO - Vacunación de menores de 12 a 17 años iniciará el martes 2 de noviembre, confirmó ministro Cevallos

¿Cuál fue el detonante para que los cubanos tomen las calles del país en plena pandemia?

“Abajo la dictadura”, “Que se vayan” o “¡Patria y vida!”, gritaron miles de manifestantes en San Antonio de los Baños, una pequeña ciudad de 50.000 habitantes a 30 kilómetros de La Habana.

Las protestas antigubernamentales comenzaron de forma espontánea por la mañana, un hecho poco habitual en un país gobernado por el Partido Comunista. Foto: AFP
Las protestas antigubernamentales comenzaron de forma espontánea por la mañana, un hecho poco habitual en un país gobernado por el Partido Comunista. Foto: AFP
Agencia AFP

Hartos de la crisis económica, miles de cubanos se manifestaron este domingo en varias regiones al grito de “¡Libertad!” y “¡Abajo la dictadura!”, mientras que el presidente Miguel Díaz-Canel convocó a sus partidarios a tomar las calles.

“La orden de combate está dada, a la calle los revolucionarios”, expresó Díaz-Canel en una alocución televisada, en la que acusó a “la mafia cubano-americana” de estar detrás del levantamiento.

“Estamos convocando a todos los revolucionarios del país, a los comunistas, a que salgan a las calles donde quiera que se vayan a producir estas provocaciones, desde ahora y en todos estos días. Y enfrentarlas con decisión, con firmeza, con valentía”, añadió.

Al anochecer, varios grupos de simpatizantes del Gobierno se reunieron en distintos puntos de la capital para preparar la contramarcha, constató la AFP.

Las protestas antigubernamentales, ampliamente difundidas en las redes sociales, comenzaron de forma espontánea por la mañana, un hecho poco habitual en una nación gobernada por el Partido Comunista (PCC) y donde las únicas concentraciones autorizadas suelen ser las del propio partido.

Apagón de internet

“Abajo la dictadura”, “Que se vayan” o “¡Patria y vida!” —el título de una polémica canción—, gritaron varios miles de manifestantes en San Antonio de los Baños, una pequeña ciudad de 50.000 habitantes a unos 30 kilómetros de La Habana.

“¡Libertad!”, corearon otros cientos de personas durante varias concentraciones en la capital, donde se registraron refriegas entre los manifestantes y la Policía, que utilizó gases lacrimógenos.

Al menos 10 personas fueron detenidas y varios policías utilizaron tubos de plástico para golpear a los manifestantes, mientras la ciudad quedaba bajo un fuerte despliegue militar y policial, constató la AFP.

Motor impulsor de un creciente número de reivindicaciones de la población desde que llegó a Cuba a finales de 2018, el internet móvil fue cortado en gran parte de la isla a partir del mediodía.

Una residente, que habló bajo condición de anonimato, dijo a la AFP que había participado en la manifestación de la mañana, ya que estaba harta de “la situación con la corriente y la comida”.

Levanten el embargo

La pandemia del coronavirus ha sumido a la isla en su peor crisis económica en 30 años, agravando la escasez de alimentos y medicinas, y generando un fuerte malestar social.

Las dificultades económicas también han llevado a las autoridades a aplicar cortes de electricidad de hasta seis horas al día en amplias zonas del territorio cubano.

“La situación energética parece que fue la que levantó aquí algunos ánimos”, reconoció Díaz-Canel frente a periodistas, culpando a las sanciones estadounidenses por la crisis.

“Si tú (Estados Unidos) quieres que el pueblo esté mejor, levante el bloqueo primero”, agregó sobre el embargo vigente desde 1962.

“Revolucionarios confundidos”

No obstante, el mandatario sostuvo que “hay personas que vinieron a manifestar la insatisfacción”, incluso “revolucionarios confundidos”.

Pero aquí hay “muchos, y me pongo como el primero, que estamos dispuestos a dar la vida por esta revolución”, dijo en su discurso.

Las protestas se produjeron en un día en el que Cuba registró un nuevo récord diario de contagios y muertes por el virus, con 6.923 casos reportados para un total de 238.491 y 47 muertes en 24 horas, con lo que suma un total de 1.537 fallecimientos.

Bajo las palabras clave #SOSCuba o #SOSMatanzas (el nombre de la provincia más afectada por la COVID-19), las peticiones de ayuda en las redes sociales se multiplicaron, así como los llamados para que el Gobierno facilite el envío de donaciones desde el extranjero.