EE. UU.: detectan casos de Nilo Occidental, el virus capaz de paralizar a las personas

Este virus puede causar una enfermedad mortal del sistema nervioso en los seres humanos.

En 2012, al menos 286 personas en los Estados Unidos murieron por este virus, según la CDC. Foto: difusión/referencial
En 2012, al menos 286 personas en los Estados Unidos murieron por este virus, según la CDC. Foto: difusión/referencial
Mundo LR

A nadie le gusta ser picado por mosquitos, pero si este además tiene riesgo de transmitir una grave enfermedad, el miedo es aún mayor. Recientemente, en al menos siete estados de EE. UU. se han detectado mosquitos portadores del virus del Nilo Occidental, que puede generar la paralización en las personas, según el portal Best Life.

Arizona, Arkansas, Colorado, Illinois, Iowa, Massachusetts y Nueva York fueron hogar de los pequeños insectos que hoy ponen en vilo a la comunidad estadounidense. Sin embargo, solo en cuatro de ellos se detectaron casos de personas contagiadas.

Según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), Arizona, Arkansas, Illinois y Iowa son los estados donde se encuentran los casos confirmados del virus.

Esta es, por lo general, la época del año en la que esperamos ver un aumento en la actividad del virus del Nilo Occidental, y estos grupos de mosquitos positivos lo confirman”, señaló Patricia Schnabel Ruppert, comisionada de salud del condado de Rockland, en Nueva York.

En 2020, se reportó la menor cantidad de contagios de Nilo Occidental. Con tan solo ocho casos confirmados se evidenció una reducción significativa en comparación con los 49 casos identificados en 2018.

Síntomas del virus de Nilo Occidental

Los principales síntomas de este mal son fiebre, dolor de cabeza, dolor en el cuerpo y articulaciones, vómitos, diarrea y sarpullidos.

Cuando el paciente ya se ha recuperado de la enfermedad tiende a presentar aún fatiga y debilidad durante al menos unas semanas, que podrían extenderse a meses.

Los casos más graves derivan en enfermedades neurobiológicas, como encefalitis y meningitis.

Aunque el virus del Nilo Occidental no se encuentra relacionado a la COVID-19, presenta ciertas similitudes, como en los síntomas que experimentan los infectados. Al igual que con coronavirus, existe también la posibilidad de ser un paciente asintomático.