Inglaterra: uso de mascarilla dejará de ser obligatorio a partir del 19 de julio

Pese a que el número de contagios por COVID-19 se mantiene elevado, el país ha decidido levantar las restricciones a partir de la fecha indicada.

Británicos durante el último partido de su selección en la Eurocopa. Foto: EFE
Británicos durante el último partido de su selección en la Eurocopa. Foto: EFE
Mundo LR

El primer ministro británico, Boris Johnson, anunció este lunes 5 de julio la entrada al levantamiento de restricciones contra la COVID-19. Según indicó, este último paso de la hoja de ruta establecida por su gobierno iniciará el próximo 19.

Entre las principales medidas dejadas atrás estarán el uso obligatorio de mascarillas y el distanciamiento físico. De esta manera, Johnson apeló a la responsabilidad personal de cada ciudadano para ayudar a controlar la COVID-19.

Otras medidas anunciadas por el primer ministro británico incluyeron que las segundas vacunas para menores de 40 años se aplicarán después de ocho semanas, en un tiempo menor que el de antes (12 semanas). Asimismo, las personas podrán tomar sus propias decisiones sobre lo que consideran seguro.

En cuanto a los negocios, todos podrán abrir, incluidos los clubes nocturnos. Se eliminarán los límites legales sobre reuniones en interiores y exteriores y ya no se obligará a la gente que trabaje desde casa.

No obstante, el seguimiento y las pruebas por parte del gobierno permanecerán, aunque el confinamiento será reemplazado por más test diarios de COVID-19.

Actualmente, el Reino Unido ha estado registrando aproximadamente más de 20.000 casos de coronavirus por día. Pese a que la vacunación ha ido por buen camino, los contagios han incrementado debido a la aparición de variantes como la Delta, identificada por primera vez en la India.

Estas infecciones, sin embargo, no han significado traslados al hospital o internaciones graves, por lo que el gobierno ha considerado levantar las restricciones. Aún así, el primer ministro advirtió que con la relajación de medidas, los casos podrían llegar hasta los 50.000 por día en dos semanas.