Xi Jinping: “China no permitirá que ningún país lo subyugue”

Aniversario. Presidente aprovechó el centenario del Partido Comunista chino para enarbolar la fuerza de su país. Además, reiteró su discurso de anexión de Taiwán.

Fiesta. Miles de personas celebraron en todo el país la fiesta del tradicional partido político. Foto: AFP
Fiesta. Miles de personas celebraron en todo el país la fiesta del tradicional partido político. Foto: AFP
Mundo LR

Agencias

El presidente de China, Xi Jinping, afirmó el último jueves que “el pueblo chino nunca permitirá que ninguna fuerza extranjera abuse de él, le oprima o le subyugue” y que el país asiático “nunca ha hecho ni hará eso. Trabajaremos para salvaguardar la paz mundial, contribuir al desarrollo global y preservar el orden internacional”.

En un discurso en la icónica plaza pequinesa de Tiananmén para conmemorar el centenario de la fundación del Partido Comunista de China (PCCh), Xi, también secretario general de esa formación, agregó frente a unas 70.000 personas congregadas allí que “nadie debe subestimar la determinación, firme voluntad y extraordinaria capacidad del pueblo chino para defender su soberanía”.

“Cualquiera que lo intente se topará con una gran muralla de acero forjada por más de 1.400 millones de chinos”, dijo Xi, tras lo que la plaza estalló en una gran ovación.

En un discurso de más de una hora —precedido por los disparos de una salva de cien cañonazos—, Xi también se refirió a Taiwán, isla que se gobierna de manera autónoma, pero sobre la que Pekín reclama su soberanía: “Resolver la cuestión taiwanesa y lograr la reunificación completa de China es una misión histórica y un compromiso inquebrantable del PCCh”, aseveró.

Calma en Hong Kong

La policía de Hong Kong desplegó más de 10.000 efectivos para reprimir cualquier protesta en el territorio semiautónomo en ocasión de la celebración de este aniversario que coincide con los 24 años de la retrocesión de la excolonia británica a China.

Desde 2003, en cada aniversario de la retrocesión, los hongkoneses salían a manifestar en las calles de la ciudad para conmemorar esta fecha.

Pero las manifestaciones están ahora casi prohibidas en Hong Kong, luego de que el Gobierno chino llevase adelante una amplia campaña de represión contra la disidencia.

Más de 10.000 policías, es decir, un tercio del total de efectivos, fueron desplegados para impedir cualquier manifestación o reunión, según los medios locales. Las autoridades informaron posteriormente de 19 detenciones.

La jefa del Ejecutivo, Carrie Lam, se encontraba el jueves en Pekín para asistir a la celebración de ese centenario. Su adjunto, John Lee, fue entonces el encargado de supervisar en Hong Kong la ceremonia de izado de la bandera en un centro de exposición. En las calles adyacentes fueron desplegados policías y cañones de agua por precaución.

Preparación y celebración

La capital se ha engalanado con grandes instalaciones florales, banderas nacionales ante las puertas de las casas y carteles rojos recordatorios de la efeméride, aunque también otras ciudades como Shanghái albergarán hoy espectáculos de luces, actuaciones en directo y fuegos artificiales para dar pompa al aniversario.

Detenidos. Activistas tibetanos frente a Embajada de China. Foto: AFP