AHORA - Gobierno modificará horario de restricciones durante Navidad y Año Nuevo LO ÚLTIMO - Gobierno no abrirá fronteras ante presencia de variante ómicron en el mundo

Norcoreanos preocupados por la salud de Kim Jong-un ante su pérdida de peso

Medios estatales estrictamente controlados del país mostraron imágenes recientes del líder norcoreano, las cuales han dejado sorprendidos a los ciudadanos.

La Republica
Reuters señala que es poco común que los medios norcoreanos hablen abiertamente sobre la salud del líder. Foto: captura de KCTV
Mundo LR

Los norcoreanos han quedado estupefactos y “desconsolados” ante la repentina pérdida de peso de Kim Jong-un, recoge la agencia Reuters basada en un reporte de la televisión estatal del último viernes 25 de junio. Un ciudadano de Pyongyang que habló con la KCTV, además, evidenció las preocupación colectiva respecto a la salud del líder norcoreano.

“Al ver a nuestro respetado camarada tan demacrado, toda la gente se rompió el corazón. (…) Todo el mundo habla de eso. Todos comenzamos a llorar”, dijo el connacional en una entrevista publicada durante un programa que reunía las reacciones del país ante las nuevas canciones de propaganda lanzadas esta semana que glorifican a Kim y al partido gobernante.

De acuerdo a Reuters, los comentarios en la televisión estatal pueden leerse como el primer reconocimiento oficial de Corea del Norte sobre la pérdida de peso de Kim Jong-un, quien reapareció después de un mes de descanso de la vista del público a principios de junio con un semblante demacrado.

Reuters señala que es poco común que los medios norcoreanos hablen abiertamente sobre la salud del líder, pero tampoco es inaudito. Por ejemplo, después de su desaparición más larga de las actividades públicas en 2014, Kim apareció en un documental de KCTV cojeando junto con música triste mientras un narrador llorando decía que el líder “no se sentía bien”.

El reporte llega días después de que la administración de Corea del Norte afirmara que las conversaciones con EE. UU. no llevarían a “ninguna parte”.

“No estamos considerando ni siquiera la posibilidad de cualquier contacto con EE. UU. (…) lo que no nos llevaría a ninguna parte, solo nos haría perder un tiempo precioso”, aseveró el ministro de Asuntos Exteriores, Ri Son Gwon, citado por la agencia estatal KCNA.

Desde que el presidente estadounidense Joe Biden ganó las elecciones, los dos países han adoptado una actitud de espera en sus relaciones, en marcado contraste con la montaña rusa diplomática bajo el mandato de Donald Trump, que logró reuniones históricas con Kim Jong-un, pero ningún acuerdo sobre el desmantelamiento del arsenal nuclear de Corea del Norte.