EN VIVO - Premios Billboard Latin Music Awards 2021: sigue aquí todas las incidencias del evento
EN VIVO - Copa Sudamericana 2021: Sigue aquí las incidencias del Peñarol vs. Atlético Paranaense

Canadá exige disculpas públicas al Papa por lo ocurrido en internados para niños indígenas

El hallazgo de cientos de cuerpos y tumbas sin identificación enciende las exigencias para que el Papa ofrezca una disculpa pública.

El papa Francisco señaló sentirse “dolido y cerca del pueblo canadiense, que ha quedado traumatizado por la impactante noticia”. Foto: AFP
El papa Francisco señaló sentirse “dolido y cerca del pueblo canadiense, que ha quedado traumatizado por la impactante noticia”. Foto: AFP
Mundo LR

En Canadá se han hallado centenares de cuerpos y tumbas sin identificación en dos antiguos internados para niños indígenas, lo que ha generado un pedido para que el Papa Francisco lleve a cabo unas disculpas públicas ante los grupos autóctonos por la posición de la Iglesia Católica en estos centros.

Los reclamos alcanzan niveles nunca antes vistos, puesto que, además de las disculpas, también piden archivos que muestren quiénes son los niños, así como reparaciones económicas.

La cadena británica BBC ha informado que al no encontrar respuestas esclarecedoras, el pueblo canadiense ha incendiado cuatro iglesias instaladas en tierras indígenas desde el pasado 21 de junio.

El primer internado en donde se encontraron los restos de 215 niños fue Kamloops (provincia de Columbia Británica); el hallazgo fue anunciado el 27 de mayo. Cadmus Delorme, jefe de la reserva Cowessess, informó este jueves 24 de junio sobre el descubrimiento de 751 tumbas sin marcar, ubicadas en un segundo internado que lleva como nombre Escuela Residencial Indígena Marieval, que se encuentra en la provincia de Saskatchewan.

“No es una fosa común; son tumbas sin nombre... No pedimos compasión, pero sí comprensión”, dijo Delorme. Además, manifestó que la Iglesia católica retiró las lápidas en los años sesenta. El grupo Primera Nación Cowessess calificó el descubrimiento como el “más significativo hasta la fecha en Canadá”.

Ambos internados formaron parte de la red de 139 establecimientos para menores indígenas, la cual operó entre 1883 y 1996. Cerca de 150.000 niños estuvieron obligados a vivir en estos centros financiados por el gobierno federal y administrados por grupos religiosos que, en su mayoría, son católicos.

En estos lugares son comunes los castigos físicos, la violencia sexual, la negligencia y el racismo hacia culturas distintas a las impuestas por la Iglesia Católica.

“Nos hacían creer que no teníamos alma”, dijo este jueves una exestudiante, Florence Sparvier, en una conferencia de prensa. “Nos menospreciaban como personas, así que aprendimos a repeler quiénes éramos”, relató.

En el año 2015, una comisión canadiense calificó como “genocidio cultural” los sucesos ocurridos en estas instituciones. Asimismo, la comisión dio a conocer en 2019 que al menos 4.134 menores fallecieron en estos centros. Sin embargo, los expertos valoran que la cifra supera los 6.000.

En 2017, el primer ministro Justin Trudeau ya había pedido al papa Francisco que se disculpara. Once meses más tarde, la Conferencia canadiense de obispos católicos difundió una carta donde señalaba lo siguiente: “Luego de considerar detalladamente la petición, y tras un extenso diálogo con los obispos de Canadá, el Papa siente que no puede responder personalmente”.

El 4 de junio Trudeau reiteró su pedido y dijo: “Como católico, estoy profundamente decepcionado por la decisión que ha tomado la Iglesia católica ahora y durante los últimos años”.

Días después, el papa Francisco leyó un comunicado sobre el hallazgo en Kamloops, a lo cual señaló sentirse “dolido y cerca del pueblo canadiense, que ha quedado traumatizado por la impactante noticia”

“El triste descubrimiento hace que se tome conciencia de los dolores y sufrimientos del pasado. Ojalá que las autoridades políticas y religiosas de Canadá continúen colaborando con determinación para sacar a luz los detalles de esta triste historia y se comprometan humildemente en un camino de reconciliación y sanación”. agregó el Papa.

Ante la respuesta de Francisco, la ministra de Relaciones con los Grupos Indígenas, Carolyn Bennett, consideró “insuficientes” las palabras del Papa. Trudeau añadió que las comunidades indígenas quieren y necesitan una disculpa de parte del jefe de la Iglesia.

Perry Bellegarde, jefe de la Asamblea de Primeras Naciones de Canadá, informó que varios de sus miembros están en conversaciones con los obispos para reunirse en Roma con el Papa en noviembre.