EN VIVO - Vacunación de mayores de 40 años: sigue las incidencias de la jornada de hoy

Paciente brasileño da positivo a COVID-19 durante 218 días: el virus se replicó y mutó

Agencia EFE

La Republica
El paciente en cuestión permaneció buena parte del tiempo ingresado en el hospital y en los cortos periodos en los que estuvo en casa, también permaneció aislado.. Foto: EFE

Expertos estudian el inédito caso de un adulto de 40 años que previamente pasó por un tratamiento agresivo contra el cáncer. En ningún momento desarrolló anticuerpos contra la COVID-19.

Publicidad

Un grupo de científicos en Brasil estudian el caso de un paciente que dio positivo al coronavirus en test PCR durante 218 días, periodo en el cual el virus se replicó y hasta mutó.

Se trata de un hombre de unos 40 años que, antes de padecer la COVID-19, había pasado por un tratamiento agresivo contra el cáncer, lo que había dejado su sistema inmunológico bastante debilitado, según señaló en una nota la Fundación de Amparo a la Pesquisa del Estado de Sao Paulo (Fapesp) este miércoles 23 de junio. El paciente dio positivo para la enfermedad desde septiembre de 2020 hasta abril de este año.

La investigación, publicada en la plataforma medRxiv y que aún debe ser revisada por otros expertos, fue conducida por científicos de la Universidad de Sao Paulo (USP), que descubrieron que el virus no solo estuvo presente en el organismo del paciente, sino que también se replicó en buena parte de ese tiempo.

“Durante todo ese periodo hubo riesgo de transmisión para otras personas”, explicó María Mendes-Correa, profesora de la Facultad de Medicina de la USP y primera autora de la investigación.

Ello fue corroborado en exámenes in vitro a partir de muestras nasofaríngeas y de saliva extraídas semanalmente, y en las cuales, pasadas unas horas, era posible apreciar un aumento de la carga viral.

“Esa capacidad replicante del virus fue observada de forma continua y persistente durante un periodo de 196 días consecutivos”, indicó Mendes-Correa.

Entre enero y abril de este año también recolectaron muestras de sangre, orina y de la región rectal, que también indicaron la persistencia del SARS-CoV-2 a lo largo de buena parte del periodo estudiado. Por otro lado, exámenes serológicos revelaron que en ningún momento el paciente desarrolló anticuerpos.

Además, los científicos también detectaron mutaciones del patógeno a lo largo del proceso de infección, a partir de la secuenciación genética de muestras nasofaríngeas recogidas los días 77, 134, 169 y 196 tras el inicio de los primeros síntomas.

Algunas de esas mutaciones ocurrieron en la proteína ‘spike’ (espiga), de la que se vale el virus para penetrar en las células humanos.

“Los datos sugieren” que ese proceso evolutivo del virus “haya ocurrido dentro de un mismo huésped, cuando normalmente” esos cambios “se observan en comunidad”, puntuó Mendes-Correa. “Ese es un fenómeno preocupante, pues favorece el surgimiento de variantes virales mejor adaptadas al organismo humano”, añadió.

El paciente en cuestión permaneció buena parte del tiempo ingresado en el hospital y en los cortos periodos en los que estuvo en casa, también permaneció aislado.

Con 505.000 muertes y más de 18 millones de positivos, Brasil es el país de Latinoamérica más castigado por la pandemia del coronavirus, el segundo del mundo con más decesos vinculados a la enfermedad y el tercero con más contagios, por detrás de Estados Unidos y la India.