EE. UU. rechaza táctica del fujimorismo: Arriesga transición pacífica del poder en Perú

Mundo LR

La Republica
El portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, indicó que las elecciones peruanas fueron “un modelo de democracia en la región”. Foto: AFP

Comité de la Cámara de Representantes de EE. UU. condenó “campaña de desinformación” e intentos de anular “votos de las zonas rurales y pobres”. También pidió “respetar voluntad del electorado” para “fortalecer la democracia”.

Publicidad

Este jueves 23 de junio, el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos rechazó la “campaña de desinformación” sobre el supuesto fraude en Perú y los intentos por anular “votos de las zonas rurales y pobres”, a raíz de la petición de la candidata Keiko Fujimori, comparada por la prensa internacional con el expresidente Donald Trump.

El comunicado es firmado por Gregory W. Meeks, presidente del comité, y Albio Sires, presidente del Subcomité sobre Hemisferio Occidental, Seguridad Civil, Migración y Política Económica Internacional.

“Nos sumamos a la Organización de los Estados Americanos (OEA) y a la comunidad internacional en general para elogiar a Perú por llevar a cabo una elección transparente y pacífica en circunstancias tan difíciles, y tomamos nota de las conclusiones preliminares de la misión de observación electoral de la OEA, que no encontró evidencia de graves irregularidades”, se lee al inicio del pronunciamiento respecto a la segunda vuelta.

“Sin embargo, una campaña de desinformación e intentos de tirar una serie de votos de las zonas rurales y pobres desafía el resultado de las elecciones y pone en riesgo una transición pacífica del poder”, añade la nota, publicada en la web oficial.

Foto: difusión

En ese sentido, el comité instó “a respetar la voluntad del electorado sin importar el resultado (…), a dejar de subvertir el proceso electoral mediante la difusión de desinformación y a reafirmar la confianza del pueblo peruano en elecciones, para mantener la estabilidad y fortalecer la democracia”.

En la víspera, el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, indicó que las elecciones peruanas fueron “un modelo de democracia en la región”. Price añadió que EE. UU. está deseando continuar su “importante” relación con Perú, una vez que las autoridades hayan confirmado al candidato ganador de los comicios.

“Nuestras dos naciones comparten una profunda amistad arraigada en los mismos valores fundamentales. La cooperación entre Estados Unidos y Perú a lo largo de los años ha servido para mejorar la salud, el nivel de vida, la seguridad y las protecciones ambientales en todo el país”, manifestó el portavoz.

El virtual presidente electo es Pedro Castillo, quien sacó apenas 44.058 votos más que la derechista Fujimori en una estrecha votación donde obtuvo el 50,12% de los votos válidos. No obstante, su victoria aún no es oficial, ya que su rival pidió anular unos 200.000 votos por considerarlos fraudulentos.

Foto: captura de Twitter

Las más de 800 solicitudes de Fujimori para anular mesas de votación en zonas rurales, andinas y pobres donde Castillo obtuvo un apoyo abrumador han sido rechazadas en primera instancia por los jurados electorales por no presentar pruebas consistentes del fraude que alega la candidata o por no haber sido presentados a tiempo.

Buena parte de estos requerimientos de nulidad han sido apelados para ser vistos en segunda instancia por el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), el máximo órgano electoral de Perú, que no puede proclamar oficialmente a Pedro Castillo como ganador de las elecciones hasta que no termine de revisar cada expediente.

Pese al revés en los tribunales electorales, Fujimori sigue decidida a demostrar el supuesto “fraude sistemático” que denunció al día siguiente de las elecciones, cuando vio que su derrota en las urnas era casi irreversible frente a Castillo.

El director ejecutivo de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, se ha preguntado, por su parte, cuánto tiempo la candidata presidencial Keiko Fujimori seguirá los pasos del expresidente estadounidense Donald Trump en su intento de demostrar un supuesto fraude electoral.

Jurado Electoral de Perú comienza a rechazar alegaciones de Fujimori

En esta jornada, el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) de Perú comenzó a rechazar de manera definitiva por falta de pruebas las denuncias de supuesto fraude electoral realizadas por Keiko Fujimori para anular miles de votos y evitar su tercera derrota consecutiva en unas elecciones presidenciales.

El pleno del JNE, el máximo órgano electoral de Perú, revisó en segunda y última instancia las primeras diez apelaciones presentadas por la candidata derechista después de que todas sus denuncias hayan sido declaradas infundadas en primer lugar por jurados inferiores por carecer de pruebas contundentes o por no haber sido presentadas a tiempo.

En total son unos 200.000 votos de más de 800 mesas de votación que Fujimori ha intentado anular en zonas andinas, rurales y pobres donde su rival, Pedro Castillo, tuvo un apoyo abrumador.

Con información de EFE.