España: Pedro Sánchez firmó indultos a los presos catalanes

El presidente del Gobierno español expresó en su Consejo de Ministros que la medida busca la concordia y la reconciliación entre Cataluña y el resto de España.

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, explicó que los indultos a los políticos catalanes buscan reestablecer la concordia en su país. Foto: AFP
El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, explicó que los indultos a los políticos catalanes buscan reestablecer la concordia en su país. Foto: AFP
Mundo LR

El Gobierno español de Pedro Sánchez ha decidido indultar de manera parcial a nueve políticos independentistas que estaban arrestados debido al referéndum ilegal de independencia de Cataluña del 1 de octubre de 2017, promovido por el gobierno regional del entonces “president” de la Generalitat catalana, Carles Puigdemont.

Dicha decisión es política, y la administración Sánchez la ha venido anunciando en las últimas semanas. El comunicado se dio luego de una reunión del Consejo de Ministros donde todos sus miembros han dado sus impresiones ante la medida. El mandatario dio una declaración en las escalinatas del Palacio de La Moncloa y ha aclarado, tras confirmar los indultos, que el Gobierno no cuestiona la sentencia del Tribunal Supremo a los independentistas.

“Hemos tomado esta decisión porque es la mejor para Cataluña, porque es la mejor para España y la más conforme con el espíritu de concordia y de convivencia de la Constitución”, ha afirmado Sánchez.

Sánchez ha optado por dar los indultos debido a que su gobierno busca un arreglo a la crisis política en Cataluña, mientras pone en libertad a los líderes políticos en cuestión. Sin embargo, se les mantiene la inhabilitación de ejercer cargos públicos por haber sido condenados por sedición y malversación, además que dicho indulto puede ser anulado si cometen delitos graves en los próximos tres a seis años, según la pena de cada uno.

En cada indulto, el Ejecutivo argumenta que estos perdones son de interés público para mejorar la convivencia entre españoles y que el deshielo entre el gobierno central y la Generalitat catalana es un motivo fundamental para dicho avance.

“Las razones de utilidad pública que motivan esta decisión tienen que ver con la necesidad de restablecer la convivencia y la concordia en el seno de la sociedad catalana y en el conjunto de la sociedad española”, ha reiterado el presidente.

Sánchez cree que liberar a los nueve políticos catalanes representa un mensaje de empatía y concordia hacia cientos de miles de personas que comparten sus ideas o son solidarios con su situación, ya que ellos ya recibieron un castigo suficiente. El presidente está convencido de que los indultos no van a cambiar los ideales de los independentistas, pero que abren una nueva época

“En este día miramos al futuro con más optimismo. Hoy, con esta acción, queremos abrir una nueva etapa de diálogo de reencuentro, y cerrar una de división y el enfrentamiento”, ha expresado el presidente.

“La sociedad española quiere una Cataluña europea, próspera, plural, solidaria y con un alto grado de autogobierno. Cataluña, sin España, ni sería europea, ni sería próspera, ni sería plural. Ese es nuestro convencimiento. España sin Cataluña simplemente no sería España. Como Cataluña sin el resto de España no sería Cataluña”, señaló el líder socialdemócrata.

El Gobierno socialista espera que el Govern de Cataluña tenga una reacción de apertura ante dichos indultos. “Ahora es el momento de la política, de pasar página. Es el momento de volver a la vía que nunca se debió abandonar. Ahora es el momento de concentrar todas nuestras fuerzas en mejorar la vida de nuestro pueblo en estos tiempo de dificultades y de esperanzas”, concluyó Sánchez.