LO ÚLTIMO - Minsa y expertos evaluarán este martes condiciones para aplicar tercera dosis contra la COVID-19

La mitad de niñas refugiadas y migrantes venezolanas afirman sentirse inseguras en calles

Así lo manifiesta el estudio “Niñas venezolanas: voces de la migración”, que se realizó en Colombia, Ecuador y Perú, y que visibiliza la violencia de género en contra de menores venezolanas.

El 21% y el 13% de las niñas y adolescentes, respectivamente, han presenciado un acto de violencia sexual contra sus pares. Foto: AFP
El 21% y el 13% de las niñas y adolescentes, respectivamente, han presenciado un acto de violencia sexual contra sus pares. Foto: AFP
Mundo LR

Plan International realizó un estudio con 452 niñas y adolescentes refugiadas y migrantes de Venezuela entre los 10 y los 19 años que viven en Colombia, Ecuador y Perú, el cual reveló que el 50% de las encuestadas se sentía insegura cuando se movilizaba en las calles de estos tres países.

El informe “Niñas venezolanas: voces de la migración” señala que las violaciones, el acoso, y la explotación sexual comercial infantil son los principales abusos de los que son víctimas las participantes del estudio. Estas problemáticas representan una exacerbación de la violencia de género en esta población, la cual, sumada a la xenofobia, provoca un mayor riesgo para las menores venezolanas.

Además, ellas manifestaron que se les asigna estereotipos o prejuicios que hace que las personas vean sus cuerpos como objetos a disposición, lo que las hace más vulnerables.

Otro de los hallazgos del estudio hecho por Plan Internacional es que el 21% y el 13% de las niñas y adolescentes, respectivamente, han presenciado un acto de violencia sexual o agresión verbal realizado contra sus pares.

En el aspecto educativo, se reveló que el 28% de las encuestadas no estudia y cuando lo hacen sufren discriminación. No asisten al colegio debido a problemas económicos, falta de documentos, embarazo, no conseguir cupo en el colegio o porque comienzan a trabajar.

Otro de los derechos vulnerados es la salud, pues solo el 40% de quienes formaron parte del informe accede a este servicio. Así también, el 19% de adolescentes que pasan los 15 años expresó estar o haber estado embarazada, y la edad promedio de gestación es 16 años.

“Las niñas tienen derecho a una vida libre de violencia y todos somos corresponsables con la realización de este derecho. Sin embargo, los estados, deben garantizar el acceso de las niñas a los sistemas de justicia. El no tener documentos legales no puede ser una barrera para la denuncia, la investigación y el restablecimiento pleno de los derechos de una niña que haya sufrido algún tipo de violencia, especialmente de violencia basada en genero”, explicó Débora Cóbar, directora ejecutiva de Plan International en las Américas.

Por último, el 84% de las niñas afirmó que se siente preocupada por no tener qué comer y el 44% manifestó que se ha ido a dormir con hambre. Muchas tuvieron que pedir alimentos desechados a los mercados. Por eso, Plan Internacional llama a los estados de Colombia, Ecuador y Perú a ajustar sus políticas públicas para proteger a niñas y adolescentes sin importar nacionalidad u origen.