Nicaragua: trasladan a opositora nicaragüense detenida a lugar desconocido

Violeta Granera fue sacada de su domicilio y llevada hacia un lugar desconocido.

La política nicaragüense, según sus allegados, se encuentra con paradero desconocido. Foto: Radio Corporación de Nicaragua
La política nicaragüense, según sus allegados, se encuentra con paradero desconocido. Foto: Radio Corporación de Nicaragua
Agencia EFE

La opositora nicaragüense Violeta Granera, que estaba presa en su domicilio acusada de pedir “intervención militar” contra Nicaragua, a falta de cinco meses de las elecciones generales, fue trasladada “en un vehículo no oficial” a un lugar aún desconocido, denunció este sábado la Unidad Nacional Azul y Blanco, grupo opositor al mandatario Daniel Ortega.

La Unidad Nacional, a la que pertenece la activista, informó que agentes policiales sacaron de su residencia a Granera hacia las 19.00 horas del viernes (1.00 GMT de este sábado) “en un vehículo no oficial”.

“La Policía no informó a dónde la trasladarían y si sería interrogada, por lo que se considera una persona desaparecida”, señaló ese grupo en una declaración. La Unidad Nacional aseguró que el abogado defensor de Granera “no fue informado de esta acción que violenta el régimen de arresto domiciliar que le fue impuesto”.

“Toda apunta a (que fue trasladada) a El Chipote (las celdas preventivas de la Dirección de Auxilio Judicial, pero, al igual que en el caso de Félix Maradiaga (uno de los cuatro opositores aspirantes a la presidencia que se encuentran detenidos), mientras no los presenten públicamente, su condición es de desaparecidos”, dijo el portavoz de la Unidad Nacional Josué Garay.

“La Unidad Nacional exige que la Policía revele el paradero de Violeta Granera”, demandó ese grupo. De momento, la Policía Nacional no se ha referido al trasladado de la activista opositora.

Granera, que aspiró a la vicepresidencia de Nicaragua en las elecciones de 2016 antes de que las autoridades impidieran la participación de la Coalición en la que competiría y que pertenece ahora al Consejo Político de la Unidad Nacional, permanecía “en su casa bajo custodia policial” desde el martes pasado.

La Justicia nicaragüense ordenó el jueves prisión preventiva hasta por 90 días para la activista opositora dentro de la causa que ha abierto la Fiscalía en su contra “por tener fuertes indicios de que ha atentado contra la sociedad nicaragüense y los derechos del pueblo”, según informó en la víspera el Ministerio Público, dominado por el oficialismo.