Japón: Toyota se disculpa por suicidio de un empleado víctima de acoso en 2017

La empresa automotriz informó que el responsable del acoso fue sancionado, mientras que la familia de la víctima fue indemnizada.

Trascendió que el presidente ejecutivo del grupo, Akio Toyoda, visitó a la familia para disculparse y explicar las medidas adoptadas para evitar situaciones similares. Foto: AFP/referencial
Trascendió que el presidente ejecutivo del grupo, Akio Toyoda, visitó a la familia para disculparse y explicar las medidas adoptadas para evitar situaciones similares. Foto: AFP/referencial
Agencia AFP

El constructor japonés Toyota pidió disculpas y llegó a un acuerdo con la familia de un empleado que se suicidó en 2017 tras sufrir acoso moral, indicó la empresa automotriz este lunes 7 de junio.

El suicidio del ingeniero, de 28 años, fue la consecuencia de problemas psicológicos fruto de un acoso de su superior directo, determinó en 2019 un organismo regional del Ministerio de Trabajo.

Toyota concluyó en abril un pacto amistoso con la familia, declaró a la AFP un portavoz del grupo, que no desveló el monto de la compensación abonada.

El joven trabajaba para el grupo desde hacía un año y medio cuando puso fin a sus días. Su jefe le habría dicho que “estaría mejor muerto”, según los medios japoneses.

El responsable fue “sancionado”, indicó Toyota, sin precisar las sanciones.

El presidente ejecutivo del grupo, Akio Toyoda, visitó recientemente a la familia para disculparse y explicar las medidas adoptadas para evitar situaciones similares, dijo Yoshihide Tachino, abogado de los padres de la víctima.

“Seguimos sintiendo en nuestro corazón el dolor de lo que le ocurrió a nuestro querido hijo”, declaró la familia en un comunicado.

Toyota dio su “sentido pésame” por la “trágica” muerte del empleado y dijo “orar por el descanso de su alma”, según un comunicado del grupo publicado este 7 de junio.

El reconocimiento del acoso por parte de Toyota, empresa emblemática, es “simbólico”, estimó Tachino, para quien esto podría mejorar las condiciones laborales en Japón, que cuenta con la tasa de suicidio más elevada de los países del G7.