El 74% de los chilenos apoya el matrimonio igualitario

Este proyecto de ley, que primero fue propuesto por la expresidenta Michelle Bachelet, fue descongelado por Piñera el 1 de junio. De aprobarse, Chile sería el octavo país en América Latina que legaliza el matrimonio igualitario.

El anuncio, que todavía debe materializarse con una petición formal ante el Congreso, recibió duras críticas entre la coalición oficialista. Foto: EFE
El anuncio, que todavía debe materializarse con una petición formal ante el Congreso, recibió duras críticas entre la coalición oficialista. Foto: EFE
Agencia EFE

El 74% de los chilenos se mostró a favor del matrimonio igualitario, según una encuesta publicada este lunes. El tema tomó relevancia popular en el país sureño tras la inesperada promesa del presidente conservador Sebastián Piñera de impulsar un proyecto de ley que le permite casarse a los homosexuales.

Según el sondeo Plaza Pública, de la encuestadora Cadem, frente a la mayoría de los chilenos que sí están de acuerdo con que las parejas del mismo sexo puedan contraer matrimonio, el 24% se mostró en contra de esta opción, y un 2% no se pronunció.

También es mayoritario el apoyo a la adopción homoparental, que aprueban el 65% de los encuestados frente al 33% que la rechazan.

En Chile no es legal el matrimonio entre personas del mismo sexo, una de las mayores luchas de los colectivos LGTBIQ+ en un país donde los homosexuales solo pueden unirse desde 2015 bajo la figura legal de ‘unión civil’, similar a la pareja de hecho y en la que no pueden adoptar niños.

El indicador evidencia el apoyo más amplio que el matrimonio entre personas del mismo sexo ha tenido nunca en el país, ya que dicha causa en 2014 solo era apoyada por el 50% de la ciudadanía; no obstante, en el transcurso de los años se ha ido ganando el respaldo de los chilenos.

El último martes, el mandatario dio un sorpresivo giro a su postura sobre el matrimonio igualitario y anunció que apuraría la tramitación de un proyecto de ley para garantizar este derecho que lleva en discusión desde 2017.

La norma, que ingresó la presidenta socialista Michelle Bachelet (2014-2018), lleva congelada en el Parlamento desde que Piñera asumió el mando por la férrea oposición de los partidos conservadores.

El anuncio, que todavía debe materializarse con una petición formal ante el Congreso, recibió duras críticas entre la coalición oficialista, un grupo de cuatro partidos de derecha y centro-derecha.

Si se aprueba la ley, Chile se convertiría en el octavo país latinoamericano en legalizar el matrimonio gay, tras Argentina, Brasil, Colombia, México, Uruguay, Ecuador y Costa Rica.