EN VIVO - Pedro Castillo jura hoy simbólicamente en Pampa de la Quinua
LO ÚLTIMO - Guido Bellido Ugarte es el nuevo presidente del Consejo de Ministros

Denuncian ante la ONU abusos policiales en la mayor matanza de Río de Janeiro

Agencia EFE

Una operación policial causó la mayor masacre en la historia de Río de Janeiro. Foto: EFE
Una operación policial causó la mayor masacre en la historia de Río de Janeiro. Foto: EFE

Una organización brasileña de derechos humanos presentó un “llamamiento urgente” para que la ONU investigue los abusos ocurridos en una operación policial en Río de Janeiro.

Publicidad

Una organización brasileña de derechos humanos presentó este martes 1 de junio un “llamamiento urgente” para que al menos cuatro relatores de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU investiguen los posibles abusos ocurridos en una operación policial que dejó 28 muertos en mayo en Río de Janeiro.

La denuncia ante la sede de la ONU en Ginebra fue presentada por la Comisión Arns, una reputada organización integrada por 20 personalidades políticas, jurídicas, académicas, intelectuales y de movimientos sociales de Brasil, informó la entidad en un comunicado.

La Comisión Arns dijo que optó por el “llamamiento urgente”, una medida usada para denuncias de graves violaciones de los derechos humanos ante la ONU, por las evidencias de que la operación sirvió para “la práctica indiscriminada de ejecuciones extrajudiciales contra la población civil” en una comunidad pobre de Río.

La violenta acción policial, en la que murieron 27 civiles de una comunidad pobre y un policía, tuvo lugar el 6 de mayo en la favela de Jacarezinho y fue calificada por organizaciones defensoras de derechos humanos como la mayor masacre en la historia de Río, por los abusos cometidos por los uniformados durante el operativo, las ejecuciones extrajudiciales, abusos contra detenidos y destrucción de pruebas.

La Comisión Arns pidió que esas denuncias sean investigadas por cuatro de los Relatores Especiales de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU: el de ejecuciones sumarias, el de formas contemporáneas de racismo, el de personas de descendencia africana y el de pobreza extrema.

“La Policía alega que los muertos estarían involucrados con la criminalidad, pero hay que aclarar que el derecho internacional es enfático al determinar que los posibles antecedentes de una persona ejecutada no disminuyen la responsabilidad del Estado”, afirmó el presidente de la Comisión Arns, el exministro brasileño de Justicia José Carlos Dias.

En la denuncia presentada ante la ONU fue incluida una demanda que la Comisión Arns entabló ante el Supremo Tribunal Federal de Brasil para que se pronuncie si la operación policial violó la decisión de esa corte de prohibir acciones policiales en las favelas durante el confinamiento por la pandemia de la COVID-19.

La decisión de la Corte Suprema condiciona tales operaciones a que sus responsables demuestran que son casos “excepcionales”. “Hasta el momento las autoridades no demostraron el carácter excepcional de la operación ni tampoco las medidas adoptadas para evitar ejecuciones extrajudiciales durante el cumplimiento de las órdenes de prisión”, alegó —sin embargo— la organización de derechos humanos.

La Comisión dijo igualmente que en su denuncia ante la ONU citó otros casos ocurridos en Río y ya investigados por Relatores Especiales que “demuestran la reincidencia del Estado brasileño” en prácticas de “brutalidad policial en regiones con alta densidad de habitantes negros y pobres”.