Ecuador: acuerdo entre Ejecutivo y Legislativo, el camino que necesitará Lasso

El próximo presidente afrontará el desafío de la minoría parlamentaria en medio de la crisis económica.

Asunción. Luego de su tercer intento en comicios, Lasso asumirá el lunes la máxima jefatura. Foto: EFE
Asunción. Luego de su tercer intento en comicios, Lasso asumirá el lunes la máxima jefatura. Foto: EFE
Adolfo Cuicas

Guillermo Lasso no ha asumido el poder y ya sufrió un revés en Ecuador. La semana pasada su partido (CREO) no pudo alcanzar la presidencia de la Asamblea Nacional (AN) y en el camino perdió la alianza que lo acompañó hasta la victoria.

CREO rompió con el Partido Social Cristiano (PSC) y al final apoyó a Guadalupe Llori, del partido indígena de izquierda Pachakutik, para presidir la AN. “Reitero mi compromiso a la función legislativa de trabajar en conjunto por el Ecuador”, señaló Lasso en ese momento.

El lunes tomará el cargo de mandatario con el desafío de reactivar una economía golpeada por la pandemia y con presupuesto limitado.

Amanda Hidalgo, integrante del PSC y asesora parlamentaria, afirmó a este diario que “el mayor reto se encuentra en establecer un equilibrio de gobernabilidad entre el Ejecutivo y el Legislativo, uno que le permita ejecutar reformas o proyectos de ley que Ecuador necesita en este momento”.

Y lo hará sin la Comisión de Régimen Económico de la AN, que también estará liderada por Pachakutik. “Y esta comisión maneja todos los proyectos de reformas tributarias y reformas macrofiscales en nuestra legislatura nacional”, avisó Hidalgo.

“CREO va a encontrar aquí un problema”, anticipó la experta. “El Ejecutivo va a tener un problema para implementar las reformas que plantea porque Pachakutik se encuentra en contraposición con lo que el Gobierno necesita”.

Ecuador afronta un alto endeudamiento arrastrado desde la gestión de Rafael Correa (2007-2017), lo que llevó al actual mandatario Lenín Moreno a solicitar financiamiento internacional. Solo este año recibirán 3.000 millones de dólares del Fondo Monetario Internacional (FMI) y ya obtuvieron previamente 7.500 millones.

Oposición

Contra. La coalición Unión por la Esperanza (UNES), que llevó al correísta Andrés Arauz como candidato, tiene 49 curules.

Opción. Hidalgo afirmó que “el correísmo existe y está en nuestra sociedad”, por lo cual abogó por respetar su posición en el Parlamento.