EN VIVO - FC Barcelona vs. Dinamo Kiev: minuto a minuto del partido por la Champions League

Chile: pese a intentos, no se logró la unidad opositora para las presidenciales

Los vetos cruzados entre los partidos impidieron que se ejecute una coalición amplia para afrontar las elecciones de noviembre.

Con el fracaso de las negociaciones, podría haber hasta cinco candidaturas de la oposición en las justas presidenciales de noviembre. Foto: EMOL
Con el fracaso de las negociaciones, podría haber hasta cinco candidaturas de la oposición en las justas presidenciales de noviembre. Foto: EMOL
Mundo LR

En Chile fracasó la opción de una primaria amplia entre todos los candidatos de los partidos de la centroizquierda. El Partido Comunista y el Frente Amplio tendrán una consulta interpartidista, y la Unidad Constituyente (ex Concertación) quedó quebrada y sin alternativas en el corto plazo. Sin embargo, en las horas que siguieron al cierre de las inscripciones del proceso en el Servicio Electoral (Servel), y a través de las recriminaciones cruzadas que se han dado entre los líderes del sector, fueron quedando claras las razones del fracaso en las negociaciones.

La Democracia Cristiana se declaró en crisis: renunció su líder, Fuad Chahín, y Ximena Rincón tuvo que bajar su postulación, en medio de las presiones del Partido por la Democracia y el Partido Socialista, que ya miraban una definición con el FA-PC. Por otra parte, gracias al peso que obtuvo en convencionales, al PPD, Nuevo Trato y el Partido Liberal no le quedó más alternativa que bajar las candidaturas de Heraldo Muñoz y Pablo Vidal en favor de su par del PS, Paula Narváez. En paralelo, los socialistas pidieron a la DC subir a la titular del Senado, Yasna Provoste.

Sin embargo, Provoste no aceptó llegar a una primaria sobre la hora. En medio, Rincón acusó un veto por parte del PS y el PPD a su candidatura, lo cual se dio a conocer luego de la filtración de un audio de la senadora a su equipo. A todo esto, el PC y el FA esperaban al PS en su primaria, pero con el correr de las horas surgieron reparos. Y es que el bloque de izquierda le planteó al PS que no irían a una primaria con el PPD, Nuevo Trato y el Partido Liberal, por el fracaso electoral de esas fuerzas en las elecciones de convencionales, y el presunto interés de esas fuerzas de acordar un pacto parlamentario, lo cual rechazaron.

Asimismo, recordaron que fue el propio PPD el que anunció la semana pasada que no iría a una primaria con la izquierda. Tras ser notificados de esa postura, el PS decidió no sumarse a la primaria, acusando que el bloque Apruebo Dignidad “no da garantías de gobernabilidad” y que se sintieron “engañados y usados”. Sin embargo, el candidato presidencial del PC, Daniel Jadue, aclaró esta mañana por qué no era posible una primaria con el PS y el apoyo del PPD.

Es así que el PS adoptó una postura dura: Narváez acusó que “no se honró la palabra” y el líder del dicho, Álvaro Elizalde, advirtió que “no se humilla al partido de Salvador Allende”. En contra partida, Jadue replicó que “humillación es trabajar hasta los 65 años y tener una pensión de $120 mil; es pagar 20 años una carrera universitaria; es hacer completadas para comprar un medicamento”.

Pese a las divisiones, Gabriel Boric dijo que si Paula Narváez pasa a segunda vuelta, no tendría ninguna duda en apoyarla, lo mismo con Yasna Provoste. “Más allá de las diferencias, no nos podemos permitir que por nuestras peleas haya una continuidad de este mal Gobierno”, recalcó.