Croacia: bar crea cócteles inspirados en vacunas contra la COVID-19

La inusual idea del sitio nocturno consiste en ofrecer tragos, con nombres asociados a las grandes farmacéuticas, acompañados de una jeringa al momento de servirse.

“El alcohol base en cada cóctel es del país en que la vacuna se produce”, explicó Tomislav Perko, dueño del bar en Croacia. Foto: EFE
“El alcohol base en cada cóctel es del país en que la vacuna se produce”, explicó Tomislav Perko, dueño del bar en Croacia. Foto: EFE
Mundo LR

Un bar de Zagreb en Croacia ha creado cuatro cócteles inspirados en las inyecciones contra el coronavirus SARS-CoV-2, a los cuales denominó: Pfizerr, Monderna, Astra Zenecca y Sputnjik 6

“La idea surgió mientras varios compañeros tomábamos copas. Estábamos tomando ‘Penicilline’ —un conocido cóctel que se ofrece en numerosos bares de todo el mundo— y alguien dijo: —¿Por qué no tomamos Pfizer o algo similar?”—, contó Tomislav Perko, propietario del Roots juice&cocktail bar, situado en el centro de la capital croata.

De acuerdo a EFE, los cócteles contienen ingredientes relacionados al origen de las vacunas y estos son acompañados de una jeringa, que actualmente se utiliza para hacer las inyecciones contra la COVID-19.

“El alcohol base en cada cóctel es del país en que la vacuna se produce”, explicó Tomislav Perko.

El cóctel Pfizerr, inspirado en la vacuna de la farmacéutica estadounidense-germana Pfizer/Biontech, es una mezcla del whisky de EE. UU. y el Jägermeister de Alemania, precisó Perko.

En tanto, el vodka es la base del Sputnjik 6, inspirado en el fármaco ruso Sputnik V.

Mientras que para el cóctel Astra Zenecca, según la vacuna producida por el consorcio sueco-británico AstraZeneca, se optó por la ginebra.

En los tragos también se añaden otros ingredientes que tienen connotaciones medicinales. Entre esos destacan los licores de hierbas amaro o Chartreus, Aperol y Firewater bitter, además de zumos y extractos de frutas de las que se asegura que ayudan a mejorar la inmunidad general de las personas.

“Se trata de una oferta deliciosa en torno a la que la gente fácilmente entra en cachondeo relajado con un tema que nos ha abrumado durante meses”, comentó un cliente del Roots juice&cocktail bar.

La preparación o toque final lo hace el mismo cliente, quien debe inyectar el último ingrediente, que está en la jeringa con la que se sirve el cóctel, y al final también recibe un sello en un pequeño certificado, sobre las dosis de Astra Zenecca, Sputnjik 6 o lo que haya recibido.

Los nombres de los cócteles tienen una ligera modificación con respecto al nombre original de los laboratorios o de las vacunas para evitar malentendidos, aseguró el propietario del reconocido bar.

Ciertos clientes han optado por tomarse los cuatro tipos de cócteles en una misma tarde; sin embargo, Perko recomendó que beber al menos una segunda dosis como mínimo en el plazo de dos semanas.