ONU considera “importante” que España y Marruecos logren acuerdo migratorio

Más de 6.000 migrantes llegaron desde Marruecos hasta España de forma irregular en los últimos días.

La crisis migratoria entre ambos países no tiene cuando acabar. Foto: EFE
La crisis migratoria entre ambos países no tiene cuando acabar. Foto: EFE
Mundo LR

La ONU consideró este martes “muy importante” que Marruecos y España logren un acuerdo para tratar de calmar la situación en Ceuta tras la entrada de miles de inmigrantes a la ciudad autónoma en las últimas horas.

”He visto el video (de la crisis migratoria) esta mañana, que es bastante inquietante”, señaló el portavoz de Naciones Unidas Stéphane Dujarric, preguntado sobre lo sucedido en Ceuta durante su conferencia de prensa diaria. ”Creo que es muy importante que tanto Marruecos como España lleguen a un acuerdo para tratar de calmar la situación”, añadió el portavoz del secretario general de la organización, António Guterres.

Según Dujarric, la crisis desatada en las últimas horas es también “otra ilustración de los desafíos a los que todos nos enfrentamos para tratar de gestionar la migración mundial de una forma humana y que respete la dignidad humana de la gente”. En las últimas horas, unos 6.000 inmigrantes han entrado de forma irregular a Ceuta desde Marruecos, una situación ante la que España ha trasladado a Rabat su “rechazo” y “disgusto” subrayando la “corresponsabilidad” en la gestión de las fronteras.

El Ejecutivo marroquí, por su parte, llamó hoy a consultas a su embajadora en Madrid, Karima Benyaich, poco después de que esta fuera convocada a la sede del Ministerio de Exteriores en España. Esto elevó la tensión entre los dos países a niveles desconocidos en la última década.

La llegada masiva de migrantes desde Castillejos para atravesar la frontera terrestre con la ciudad española de Ceuta continuó este martes 18 por segundo día consecutivo sin aparente respuesta de la Policía marroquí y ante el silencio oficial por parte de Marruecos.

Hasta ahora, los migrantes han conseguido entrar en Ceuta por todas las vías posibles (a nado, andando desde Belyunesh o forzando el espigón que separa Castillejos de Ceuta), en una crisis migratoria inédita en la historia de la región. El ministro del Interior español, Fernando Grande-Marlaska, aseguró que 2.700 ya han sido devueltos a Marruecos.