Aumenta tensión en Colombia por orden de Duque de desbloquear las vías

El mandatario ordenó a la fuerza pública desplegar su “máxima capacidad operacional” para desbloquear las vías taponadas por manifestantes.

El Paro Nacional en Colombia se revitaliza pese a los intentos del Gobierno de Iván Duque de frustrar las protestas. Foto: EFE
El Paro Nacional en Colombia se revitaliza pese a los intentos del Gobierno de Iván Duque de frustrar las protestas. Foto: EFE
Agencia EFE

Una tensa calma en vísperas de la cuarta jornada de paro nacional contra el Gobierno se vive este martes en Colombia luego de que el presidente Iván Duque ordenara a la fuerza pública levantar los bloqueos de vías con los que los manifestantes impiden el abastecimiento en varias regiones del país.

“La gran movilización de este miércoles ya estaba programada, pero el Gobierno sigue empeñado en no garantizar la protección a la manifestación pacífica y manda al Ejército a reprimirlas”, dijo el secretario General de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia (CUT), Diógenes Orjuela.

Luego de 20 días de protestas que dejan más de 40 muertos, la mayoría de ellos atribuidos a la brutalidad policial, el presidente Duque, en una declaración que dio el lunes 17 por la noche ordenó a la fuerza pública desplegar su “máxima capacidad operacional” para desbloquear las vías taponadas por los manifestantes.

La orden debe ser, según el jefe del Estado, convenida con los alcaldes y gobernadores para que “dentro de la proporcionalidad y dentro del estricto cumplimiento de los derechos humanos y su protección, les permitan a todos los colombianos recuperar la movilidad, recuperar el bienestar”.

Las garantías que el Comité Nacional de Paro exige al Gobierno para los manifestantes se ha convertido en el principal escollo para que las partes instalen una mesa de negociaciones con el fin de buscar salidas a una crisis que se arrastra por 20 días.

El último 28 de abril se iniciaron las protestas en Colombia en las que miles de personas han salido a las calles para exigir la ya retirada reforma fiscal del Gobierno. Con el paso de los días los manifestantes pasaron a exigir al Gobierno el cese de la brutalidad policial a la que organizaciones sociales como Temblores achacan 43 homicidios “presuntamente por parte de la Policía”.

Claman, igualmente, por el retiro del proyecto de la reforma a la salud, que contempla privatizaciones; el fortalecimiento de una vacunación masiva y renta básica de por lo menos un salario mínimo legal mensual.