Virgen de Fátima: ¿cuál es su historia y por qué se celebra el 13 de mayo?

Fue el 13 de mayo de 1917 que tres niños pastores del pueblo de Fátima en Portugal, Lucía, Francisco y Jacinta, recibieron varios mensajes de la Virgen María.

Las apariciones de la Virgen de Fátima fueron 6 en total y sucedieron entre el 13 de mayo y el 13 de octubre de 1917. Foto Difusión
Las apariciones de la Virgen de Fátima fueron 6 en total y sucedieron entre el 13 de mayo y el 13 de octubre de 1917. Foto Difusión
Mundo LR

Nuestra Señora del Rosario de Fátima es una advocación (celebración religiosa de una figura) con que se venera en el catolicismo a la Virgen María, y recuerda los testimonios de los pastores Lucía dos Santos, Jacinta y Francisco Marto, quienes afirmaron haber presenciado varias apariciones marianas en el pueblo de Cova da Iria, Fátima, en Portugal, entre el 13 de mayo y el 13 de octubre de 1917.

¿Cómo empezó la celebración de Fátima?

Según el testimonio de sus propios protagonistas, en el año 1916, Lucía dos Santos, de 10 años; y sus primos, Jacinta y Francisco Marta, de 6 y 9 años respectivamente, habían experimentado en tres ocasiones distintas una presencia angelical mientras pastoreaban sus ovejas, dos veces en Loca do Cabeço, en Valinhos, y otra en el Pozo del Arneiro, en casa de Lucía, en Aljustrel.

Según indicaron, la entidad se presentó como el “Ángel de Portugal” y les dijo que se prepararan para las visitas de la Virgen María, que fueron seis en total y que sucedieron entre el 13 de mayo y el 13 de octubre de 1917.

Primera aparición

Por propios relatos de los niños, se sabe que el domingo 13 de mayo de 1917, los tres fueron a pastorear sus ovejas, como de costumbre, a un lugar conocido como Cova da Iria, cerca de su pueblo en Fátima.

Cerca del mediodía, escucharon un fuerte trueno (pero el día estaba soleado). Ellos intuyeron que se estaba formando una tormenta, por eso comenzaron a juntar a las ovejas para regresar, pero otro estruendo los asustó y los retuvo en el lugar.

Fue allí, sobre un pequeño árbol de encina, que los niños vieron a una mujer suspendida quien les recomendó que volvieran al mismo lugar durante cinco meses.

Lucia, Francisco y Jacinta Marto, los pastorcitos a los que se les presentó la Virgen María en Fátima, Portugal. Foto AFP

¿Cómo se dieron las demás apariciones?

En la segunda aparición, la Virgen María les comunicó a los chicos que Francisco y Jacinta morirían, mientras que Lucía sobreviviría para dar testimonio de las apariciones.

En la tercera aparición de la Virgen, a Lucía se le reveló un secreto. La niña, asustada, gritó el nombre de la virgen, hubo un trueno fuerte y la visión terminó.

El día 13 de agosto, cuando debía suceder la cuarta aparición, los niños no pudieron acceder a Cova da Iria, ya que fueron detenidos por el administrador del pueblo de Ourém. Así, el encuentro con la Virgen sucedió el 19 de agosto, en un lugar llamado Valinhos.

En la quinta aparición, los niños se reencontraron con la Virgen el 13 de septiembre en Cova da Iria. La sexta y última aparición ocurrió el 13 de octubre: ese día se produjo el “milagro del sol”, los muchos asistentes que vieron el hecho dijeron haber visto danzar a la estrella.

¿Qué sucedió después de las apariciones?

Francisco y Jacinta murieron durante la pandemia de la gripe española en 1918, mientras que Lucía se volvió religiosa. Años después, un 13 de junio de 1929, en la capilla del convento en Tuy, en España, Lucía tuvo otra experiencia mística en la que vio a la Santísima Trinidad y a la Virgen María.

El 13 de octubre de 1930, el Obispo de Leiria proclamó las apariciones de Fátima como auténticas. Sor Lucía murió a los 97 años, el 13 de febrero de 2005. En 1941 dio a conocer los dos primeros secretos. Solamente los papas tuvieron acceso a la tercera profecía, hasta que San Juan Pablo II la divulgó en mayo de 2000.