Primer ministro israelí: Hamás cruzó la línea roja y responderemos con fuerza

Mundo LR

La Republica
La comunidad internacional ha pedido calma y los países musulmanes han expresado su indignación por lo que es el peor estallido de violencia en años. Foto: AFP

“Quien nos ataque pagará un alto precio”, advirtió Benjamín Netanyahu. Los ataques israelíes llevados a cabo con aviones y helicópteros dejan al menos 28 palestinos muertos, incluidos diez niños.

Publicidad

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, prometió incrementar las represalias contra la Franja de Gaza ante la lluvia de cohetes lanzados desde ese enclave palestino, en una escalada militar que ya causó al menos 30 muertos, 28 de ellos palestinos y dos israelíes.

Este martes 11 de mayo, Netanyahu declaró que Hamás “cruzó la línea roja” y que su país responderá con fuerza a los ataques. “No toleraremos un ataque contra nuestro territorio, contra nuestra capital, contra nuestros ciudadanos y soldados. Quien nos ataque pagará un alto precio”, advirtió, citado por AP.

“Estamos en una lucha que se está extendiendo a través de varios frentes: en Jerusalén, en Gaza y en otras partes del país”, agregó. También alertó que la lucha entre Hamás e Israel podría “continuar por un tiempo” y que Hamás “iba a ser golpeado de una manera que no se espera”.

La comunidad internacional ha pedido calma y los países musulmanes han expresado su indignación por lo que es el peor estallido de violencia en años entre el movimiento islamista en el poder en la Franja de Gaza e Israel. La represión se ha dado por parte de policías israelíes contra manifestantes palestinos en Jerusalén Este.

Del lado palestino, los ataques israelíes llevados a cabo con aviones y helicópteros dejan al menos 28 muertos, incluidos diez niños, y unos 125 heridos, según el Ministerio de Salud de Gaza. La Yihad Islámica, segundo grupo armado en Gaza, indicó que dos de sus líderes están entre los muertos.

En el lado israelí, los cohetes disparados por Hamás contra las ciudades de Asdod y Ascalón, ubicadas al norte de la Franja de Gaza, cobraron la vida de dos mujeres israelíes.

Las sirenas continuaron sonando el martes por la tarde en las comunidades israelíes adyacentes a Gaza. El brazo armado de Hamás juró que convertiría la ciudad israelí de Ascalón en “un infierno” si los ataques israelíes dejaban víctimas civiles en Gaza.

Hamás había amenazado el lunes por la tarde a Israel con una nueva escalada militar si sus fuerzas no se retiraban de la Explanada de las Mezquitas en Jerusalén Este —tercer santuario del Islam—, donde los enfrentamientos diarios entre palestinos y la Policía israelí han causado cientos de heridos desde el viernes.

Los ataques israelíes contra Gaza son los más importantes desde noviembre de 2019. En ese momento, Israel había dirigido el asesinato selectivo de un alto comandante de la Yihad Islámica, Baha Abu al Ata, responsable de numerosos ataques contra territorio israelí.

La comunidad internacional ha expresado su creciente preocupación, mientras que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas no ha logrado ponerse de acuerdo sobre una declaración común, ya que Estados Unidos ―aliado histórico de Israel— considera que “por ahora no es oportuno lanzar un mensaje público”.

La Franja de Gaza, enclave empobrecido de dos millones de habitantes, está sometida a un bloqueo israelí desde la toma del poder de Hamás en 2007. Desde entonces, Hamás e Israel se han enfrentado en tres guerras (2008, 2012, 2014).

Con información de AFP.