EE. UU. ofrece protección a comunidad LGBT contra discriminación en salud

Gobierno de Estados Unidos disuelve políticas discriminatorias del expresidente Trump contra la comunidad LGBT en centros de salud y otros derechos.

Administracion de Joe Biden reforma las políticas de Trump en salud. Foto: EFE
Administracion de Joe Biden reforma las políticas de Trump en salud. Foto: EFE
Mundo LR

Estados Unidos restituirá protección a las personas gays y transgénero contra la discriminación sexual en el área de salud, anunció el Gobierno de Joe Biden, revocando la política de la administración del ex presidente Donald Trump que vulneraba los derechos legales de la comunidad en el campo de atención médica.

La administración Trump había definido el “sexo” de acuerdo a los órganos genitales presentados al nacer, lo que dejaba sin protección legal a las personas transgénero. Sin embargo, la acción del Departamento de Salud y Servicios Humanos asegura que las leyes federales que prohíben la discriminación sexual en la atención médica también protegen a los gays y transgénero.

Grupos de derechos civiles habían dicho que la política previa de Trump abría la posibilidad a los trabajadores e instituciones de salud, así como a las aseguradoras, de negar servicios a personas transgénero.

El secretario señaló que la actual política de la administración alineará al Departamento de Salud con una decisión histórica de la Corte Suprema que estableció que las leyes federales contra la discriminación sexual en el trabajo también protejan a los homosexuales y transgénero.

“El miedo a la discriminación puede llevar a las personas a renunciar a los cuidados, lo que puede tener consecuencias negativas para la salud”, explicó Xavier Becerra, secretario de Salud, en un comunicado. “Todos, incluidas las personas LGBTQ, deberían poder acceder a la atención médica, sin discriminación o interferencia”.

Este hecho significa que la Oficina de Derechos Civiles del Departamento de Salud investigará una vez más las quejas de discriminación por motivos de orientación sexual e identidad de género. Hospitales, clínicas y otros proveedores médicos podrían enfrentar sanciones futuras por violar la ley.

Este acontecimiento restablece la política establecida durante la ley de salud que impulsó el expresidente Barack Obama, la cual prohibía la discriminación sexual. Dicha política se basaba en una amplia comprensión de la sexualidad de una persona de ser hombre, mujer, ninguno o una combinación.

Las reorientaciones del Gobierno en las diversas áreas intentan alejarse finalmente de las medidas del elenco conservador propuestas durante la era Trump.

Lazy loaded component