- Real Madrid vs. Frankfurt: ¿cómo ver el partido de la Supercopa de Europa?
- Policía llegó a casa de Pedro Castillo en Cajamarca para buscar a Yenifer Paredes
Mundo

“No sabía que estaba embarazada”: mujer da a luz en un vuelo de EE. UU.

Lavinia Mounga, de 39 años, fue asistida por un doctor y tres enfermeras que casualmente iban en el avión. Sin recursos, se las ingeniaron para esterilizar al bebé.

Lavinia Mounga tenía casi 30 semanas de embarazo y no lo sabía. Al final, recibió la asistencia que necesitaba y tuvo a Raymond Kaimana Wade Kobe Lavaki Mounga. Foto: difusión
Lavinia Mounga tenía casi 30 semanas de embarazo y no lo sabía. Al final, recibió la asistencia que necesitaba y tuvo a Raymond Kaimana Wade Kobe Lavaki Mounga. Foto: difusión
Mundo LR

Una mujer de Utah, Estados Unidos (EE. UU.), dio a luz a un bebé prematuro en un vuelo que iba de Salt City a Honolulu. Un hecho curioso que llamó la atención en el país norteamericano porque la madre confesó que no sabía que estaba encinta.

“Simplemente no sabía que estaba embarazada”, afirmó Lavinia Mounga, de 39 años. “Entonces este chico acaba de salir de la nada”, añadió entrevistada por el canal local ABC 4 tras el hecho ocurrido el pasado 28 de abril.

En EE. UU., los medios lo calificaron como un milagro en el aire. El pequeño bebé solo tenía 29 semanas y problemas para respirar, pero pudo llegar al mundo porque en el avión casualmente viajaban un médico y un equipo de expertas en medicina neonatal.

“No sé cómo una paciente tiene tanta suerte de tener tres enfermeras de cuidados intensivos neonatales a bordo del vuelo cuando estaba en trabajo de emergencia”, declaró el doctor Dale Green.

Tanto él como tres enfermeras de la unidad de cuidados intensivos neonatales del North Kansas City Hospital se hicieron cargo del parto.

Mounga coincidió con el doctor Green. “Simplemente es bueno que hubiera tres enfermeras en el avión y un médico que pudieran ayudar a estabilizarlo y asegurarse de que estuviera bien (...). Si no estuvieran allí, no creo que yo estaría aquí”.

Por la falta de recursos utilizaron su ingenio para esterilizar al bebé. Usaron cordones de zapatos para cortar el cordón umbilical y erigieron una especie de incubadora con botellas calentadas en el microondas.

“Alguien tiene que estar ahí para ayudar a cortar el cordón. Alguien tiene que ayudar a sacar la placenta. Tienes que comprobar a mamá. Tienes que comprobar los signos vitales de mamá. Mientras tanto, estamos tratando de resucitar al bebé, asegurarnos de que el bebé respire, calentar al bebé. Hay mucho trabajo por hacer”, dijo Green.

La condición del bebé mejoró lentamente, no emitió ningún sonido hasta que el vuelo aterrizó en la ciudad de Honolulu. “Todos intentamos trabajar en un espacio muy pequeño y confinado en un avión, lo cual es todo un desafío. Pero el trabajo en equipo fue genial”, agregó el médico.

Ambos se recuperan en el Centro Médico Kapi’Olani. El neonato fue bautizado como Raymond Kaimana Wade Kobe Lavaki Mounga.