EN VIVO - Manchester City vs. Brujas: minuto a minuto del partido por la UEFA Champions League

Japón: ciudad gasta los fondos anti-COVID-19 para construir estatua de calamar

Autoridades de la ciudad aseguran que la construcción de la obra ayudará al turismo. Industrias esperaban recibir el dinero para la reactivación económica.

Con el dinero asignado a Noto se construyó una estatua gigante de 12 metros de largo, nueve de ancho y cuatro de altura que representa a un calamar. Foto: captura video
Con el dinero asignado a Noto se construyó una estatua gigante de 12 metros de largo, nueve de ancho y cuatro de altura que representa a un calamar. Foto: captura video
Mundo LR

Japón es uno de los pocos países en el mundo que es considerado como un buen gestor en el manejo de la pandemia de COVID-19. En la actualidad, las autoridades sanitarias contabilizan más de 612.000 casos de contagio hasta la fecha.

Ante la incidencia, las autoridades han entregado millones de yenes a los municipios como ayuda para paliar los efectos de la crisis de la COVID-19.

La ciudad de Noto recibió 27 millones de yenes (U$S 250.000) que estaban destinados para ayudar al campo y abrir industrias, sectores severamente afectados por la pandemia, reseñó el portal de El Clarín.

Lazy loaded component

Noto es reconocida en el país asiático por sus calamares y con el dinero asignado se construyó una estatua gigante de 12 metros de largo, nueve de ancho y cuatro de altura que representa a un calamar.

El propósito de esta medida polémica es atraer a turistas con el monumento, según los políticos de la localidad.

Las acciones tomadas por las autoridades de Noto tienen a una parte de los vecinos satisfecha; sin embargo, la otra parte se encuentra escandalizada por el uso que se le dio al dinero.

“Puede ser eficaz para atraer clientes a largo plazo, pero existe una necesidad urgente de apoyo al personal médico e instalaciones de atención a largo plazo”, expresó un vecino.

“Aunque el propósito de la promoción turística es correcto en el sentido de revitalización regional, tienen que pedir la opinión de los residentes”, expresó otro habitante de Noto.

Según medios locales, la ciudad no solo gastó en el monumento los 27 millones de yenes ($ 250.000) que le fueron asignados, sino que agregó dinero adicional hasta pagar finalmente $ 300.000 por la estatua.

Los políticos defensores de la estatua, en medio de la crisis por la pandemia, insisten en que la gente puede entrar dentro de él y que de noche se ilumina.

“El proyecto sirve para pulir el atractivo de la zona”, dijo el responsable de la División de Promoción de la ciudad.