África: hallan los restos de Mtoto, un niño enterrado hace 78.000 años

El hallazgo y estudio realizado por científicos españoles da pie a la evidencia de prácticas mortuorias realizadas durante la Edad de Piedra Media.

Los restos de Mtoto han sido estudiados desde el 2013 mientras la investigación avanzaba con más hallazgos del cuerpo. Foto: captura de Twitter/Cenieh
Los restos de Mtoto han sido estudiados desde el 2013 mientras la investigación avanzaba con más hallazgos del cuerpo. Foto: captura de Twitter/Cenieh
Ciencia LR

Earliest known human burial in Africa (El entierro humano más reciente en África) es el nombre del nuevo estudio publicado en la revista Nature, una de las más prestigiosas del mundo respecto a temas científicos. En este, se describe el hallazgo del enterramiento de Mtoto, un niño cuyo sepelio se hizo hace más de 78.000 años y que daría luz a la antigüedad de las prácticas mortuorias por parte de la especie humana.

La investigación se ha llevado a cabo por el equipo de la investigadora y directora del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (Cenieh) de España, María Martinón Torres, en conjunto con el Instituto Max Planck para el Estudio de la Historia Humana (Alemania), los Museos Nacionales de Kenia y con la colaboración de investigadores de una treintena de instituciones de todo el mundo.

El descubrimiento se hizo en el yacimiento de cuevas de Panga ya Saidi, en la costa tropical de las tierras altas de Kenia, y es una evidencia significativa para el mundo de la ciencia debido a que, por la manera y el tiempo en que fue enterrado el niño, se deja entrever que ya desde la Edad de Piedra Media se realizaban prácticas relacionadas a la muerte, uno de los tópicos más complejos de la especie humana.

Investigadories en Kenia

“El niño, de unos 3 años, fue enterrado en una cavidad que había sido excavada específicamente para ello. Allí fue depositado en una posición intencionada y muy delicada, casi fetal, con la cabeza sobre un soporte, como si fuera una almohada. Su cuerpo fue envuelto en un tipo de sudario natural hecho con pieles de animales u hojas y, después, fue cubierto con tierra”, ha explicado la investigadora María Martinón.

La paleoantropóloga ha denominado a Mtoto como “la prueba más antigua que tenemos de enterramiento o comportamiento funerario en África”. Asimismo, señala su relevancia para la historia y ciencia porque “revela la complejidad de la mente humana, que es capaz de establecer vínculos complejos con la comunidad más allá del mundo físico e interactuar con los que han fallecido”.

Restos de Mtoto

El amplio estudio tuvo su concepción hace ya algunos años en 2013, fecha en la que los primeros fragmentos de hueso de Mtoto fueron encontrados. Sin embargo, recién en una excavación realizada en 2017 la cavidad en la que se hallaba el cuerpo quedó completamente expuesta, según explica el Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (Cenieh).