EN VIVO - Mirtha Vásquez se presenta en el Congreso para el voto de confianza

“La Policía está repartiendo bolillo sin distinguir”: colombianos denuncian violación de DD. HH.

Redes de Derechos Humanos contabilizan más de 1.400 casos de violencia policial desde el 28 de abril hasta el 4 de mayo. “Ellos tienen las armas y nosotros solo tenemos nuestra voz”, dijo un ciudadano colombiano a La República.

“Lo que hemos visto en las últimas noches en el país es un despliegue de poder armado, de poder brutal en el que tanto los medios y el Gobierno se quedan callados”, denunció una manifestante desde Bogotá. Foto: AFP
“Lo que hemos visto en las últimas noches en el país es un despliegue de poder armado, de poder brutal en el que tanto los medios y el Gobierno se quedan callados”, denunció una manifestante desde Bogotá. Foto: AFP
María José  Vargas

Este martes 4 de mayo, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) condenó el uso excesivo de la fuerza por parte de la Policía durante las manifestaciones que suceden en Colombia, que han dejado 19 muertos y decenas de heridos.

Las protestas empezaron hace una semana en rechazo al proyecto de reforma tributaria, pero tiempo después fue retirado por el presidente Iván Duque.

“Estamos profundamente alarmados por los acontecimientos ocurridos, cuando la Policía abrió fuego contra los manifestantes, matando e hiriendo a varias personas, según la información recibida”, dijo Marta Hurtado, portavoz de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

La representante afirmó que la oficina de la ONU en ese país trabaja para verificar la cifra exacta de víctimas y así “establecer las circunstancias” de los acontecimientos en la ciudad de Cali, reseñó AFP.

Las muertes contabilizadas hasta la fecha por el organismo internacional se han producido en Cali, Ibagué, Tolima, Pereira, Risaralda, Soacha y Cundinamarca.

Redes de Derechos Humanos han reportado 1.443 casos de violencia policial en las manifestaciones que se han generado en todo el territorio colombiano. La plataforma Grita ofreció un reporte desde el 28 de abril hasta el 4 de mayo y ha sido visibilizado a través de las redes sociales.

Redes de Derechos Humanos contabilizan más de 1400 casos de abuso policial en las manifestaciones en Colombia. Foto: Plataforma Grita

La República pudo conversar con ciudadanos colombianos que han ejercido su derecho a la protesta desde las ciudades de Bucaramanga y Bogotá. Ellos coinciden en que las manifestaciones pacíficas, que se han llevado a cabo en esas zonas del país durante los últimos días, han sido dispersadas de manera violenta por parte de las fuerzas del orden.

Juliana Vargas, estudiante de Sociología de la Universidad Nacional de Colombia, en Bogotá, ha salido a protestar durante toda la semana pese a la represión que ejercen los cuerpos de seguridad. Señaló a este medio que lo que vive su país tiene que ver con las “lógicas propias de la historia de Colombia”.

“Desde 2019, lo que hemos visto es la efervescencia de un montón de situaciones sociales llenas de contradicciones que se están agudizado, que la gente está trabajando un montón y no puede ver su plata. No hay garantías de pensión, no hay garantía de salarios, no hay garantía de derechos laborales, no hay garantía de derecho a la protesta ni de pensamiento crítico”, puntualizó.

Para Vargas, la protesta social está siendo vista de una manera criminal por parte de quienes están en el poder. “A la sociedad civil se le está dando un tratamiento de guerra”, añadió.

“Lo que hemos visto en las últimas noches en el país es un despliegue de poder armado, de poder brutal en el que tanto los medios y el Gobierno se quedan callados”, aseguró la estudiante de Sociología, que, además, lamenta que sus compatriotas sean estigmatizados como “vándalos” y como “terroristas”.

Además, culpó al Gobierno de Duque de no dejar que las personas ejerzan una oposición real que permita que los movimientos sociales y minorías sean escuchados para que sus condiciones cambien.

Por su parte, Kevin Moreno describió que vivió momentos de terror cuando la Policía dispersó una protesta pacífica en la que participó en la ciudad de Bucaramanga durante la noche del lunes 3 de mayo.

Kevin Moreno salió a protestar por las calles de Bucaramanga y fue reprimido por las fuerzas policiales. Foto: cortesía

“La Policía estaba repartiendo bolillo sin distinguir, estaban dando a diestra y siniestra. Se escuchaban tiros de armas, eran tiros y uno veía a los agentes con pistola en mano”, dijo.

El exceso de los agentes fue a gran escala luego de que los gases lacrimógenos llegaron hasta las casas de personas que no tenían nada que ver con las protestas.

“La manifestación siempre ha sido pacífica. El primer paso a la agresión siempre es de la Policía lanzando los gases, que es cuando empieza a dispersarse (la protesta)”, cuenta Moreno, quien claramente defiende a sus connacionales que reaccionan ante las agresiones sin razón aparente.

“Si yo estoy tranquilo, no tienen porque tirarme algún gas”, destacó.

“Ellos tienen las armas y nosotros nuestra voz”

Andrés Gelves es otro ciudadano que ha salido a protestar durante tres días seguidos y lamentó el accionar de la Policía del Esmad (Escuadrón Móvil Antidisturbios) contra los manifestantes pacíficos.

Denunció, además, que el cuerpo de seguridad es el que inicia las agresiones en las manifestaciones de las diferentes jornadas “como medida de provocación”.

Andrés Gelves con un cartel en rechazo a la figura del expresidente de Colombia, Álvaro Uribe. Foto: cortesía.

“El accionar de las fuerzas del orden es totalmente violento, es represivo y es ilegítimo. Ellos tienen las armas y nosotros solo tenemos nuestra voz, y por eso nos están matando. Están haciendo una masacre, nos están matando por quejarnos, porque no estamos de acuerdo con lo que se nos da y nos corresponde más. Ya estamos cansados de que nos den menos”, manifestó Gelves.

Duque llama a diálogo

El presidente de Colombia, Iván Duque, anunció el martes 4 de mayo que abrirá un espacio de diálogo para escuchar a los sectores que están protestando desde el 28 de abril en el país bajo el contexto del denominado paro nacional.

“Quiero anunciar que instalaremos un espacio para escuchar a la ciudadanía y (estaremos) orientados a esos propósitos en los cuales no deben mediar las diferencias ideológicas, sino nuestro más profundo patriotismo”, expresó.