EN VIVO - Castillo supera a Fujimori en etapa final de actas contabilizadas de la ONPE

Ecuador: confinamiento reduce la demanda hospitalaria en un 30%

Mundo LR

Se ha registrado un descenso de cerca de 30 puntos porcentuales en la ocupación hospitalaria en Ecuador a nivel nacional Foto: Difusión / La República
Se ha registrado un descenso de cerca de 30 puntos porcentuales en la ocupación hospitalaria en Ecuador a nivel nacional Foto: Difusión / La República

Las restricciones adoptadas por el Gobierno ecuatoriano desde enero han conseguido un gran primer impacto alentador en la atención hospitalaria.

El subsecretario de Vigilancia Epidemiológica del Ministerio de Salud de Ecuador, Esteban Arce, aseguró que se ha registrado un descenso de cerca de 30 puntos porcentuales en la ocupación hospitalaria a nivel nacional debido a las medidas adoptadas para frenar la vertiginosa propagación de la COVID-19.

“Me es grato mostrar una reducción en el número de camas ocupadas del porcentaje de ocupación de patología COVID, tanto en ucis como en hospitalización adicional. A esto podemos ya evidenciar que se está generando un impacto en las listas de espera que actualmente hemos bajado aproximadamente 30 puntos porcentuales”, afirmó el funcionario.

A no bajar la guardia

Arce, instó a la población del país vecino a no bajar la guardia, porque se trata de un promedio nacional y persiste la presión en provincias como Pichincha (Quito), Guayas (Guayaquil), Manabí o Cañar, donde existe una saturación de casos y lista de espera entre el 95% y el 100%.

Con respecto a las nuevas variantes que circulan en Ecuador, el funcionario de salud indicó que cerca del 80% de las muestras que actualmente se han genotipificado corresponden a la variante del Reino Unido. En cuanto a la variante brasileña, indicó que tienen cinco casos en cerco epidemiológico y que las personas que han estado en contacto con ellas están siendo consideradas para definir cuantos casos más se tendrían.

Estado de excepción

Ante el aumento de cifras de contagios y la crisis de atención hospitalaria, el Gobierno ecuatoriano instauró el 21 de abril un régimen de excepción con toques de queda nocturnos y durante los fines de semana, así como el teletrabajo obligado en 16 de las 24 provincias ecuatorianas.

El estado de excepción se extenderá hasta el 20 de mayo y rige para las provincias de Azuay, Imbabura, Loja, Manabí, Santo Domingo de los Tsáchilas, Guayas, Pichincha, Los Ríos, Esmeraldas, Santa Elena, Tungurahua, Carchi, Cotopaxi, Zamora Chinchipe y El Oro.