Joe Biden y el genocidio armenio: nuevo impase entre EE. UU. y Turquía

Disputa. Ningún presidente estadounidense había declarado que hubo un genocidio armenio. Para Erdogan el movimiento de Biden es “incorrecto e infundado”.

Demanda. Cerca del consulado turco en Los Ángeles exigieron justicia el fin de semana. Foto: EFE
Demanda. Cerca del consulado turco en Los Ángeles exigieron justicia el fin de semana. Foto: EFE
Adolfo Cuicas

Diplomáticos e historiadores relatan que entre 1915 y 1917 unos 1,5 millones de armenios fueron asesinados durante los últimos días del Imperio otomano. Una tragedia que hasta el 24 de abril no había sido reconocida por el Gobierno de Estados Unidos.

Ese día Joe Biden se convirtió en el primer presidente estadounidense en referirse al suceso como genocidio. Y lo hizo mediante un comunicado de la Casa Blanca precisamente en el aniversario de las matanzas.

Recordamos las vidas de todos los que murieron en el genocidio armenio de la era otomana y nos comprometemos nuevamente a evitar que una atrocidad semejante vuelva a ocurrir”, dijo Biden.

Para el antropólogo Alejandro López, “el reconocimiento tiene una gran importancia”, pero matizó las expectativas. “Se trata de algo puramente simbólico, no va a cambiar la comprensión que tenemos de las masacres, que ya estaban caracterizadas”.

“Este movimiento hay que enmarcarlo en un giro que la administración Biden quiere hacer con respecto a la relación con Turquía para aumentar la presión sobre su asertividad geopolítica”, afirmó el experto a este diario.

Una teoría que confirmó el lunes el mandatario turco al rechazar las “incorrectas e infundadas” declaraciones de Biden.

En un discurso, citado por la agencia EFE, Erdogan mencionó algunos momentos conflictivos en el vínculo bilateral con Estados Unidos y concluyó que “este último incidente ha empeorado todo y ha bajado el nivel de las relaciones estratégicas”.

“Erdogan, como era esperable, debía rechazar esa declaración ya que Turquía considera que esas masacres no representan los criterios para ser consideradas ‘genocidio’, lo cual podría debatirse, como dice Turquía, accediendo a los archivos que ofrecen”, acotó López.

Sumado a esto, opinó que también refuerza el discurso de Turquía al acercar aun más a sus aliados, especialmente Azerbaiyán y Pakistán, contra el histórico paso dado por Washington.

Pakistán, el único país del mundo que no reconoce a Armenia como Estado, respaldó la posición de Turquía.

La limpieza étnica que se produjo es incontestable, pero Turquía considera que esas acciones fueron también realizadas por los armenios contra otros pueblos y se les estaría tratando de forma parcial”, explicó López.

De momento Turquía no ha anunciado ninguna medida de represalia.

Pashinyan lo celebra

El primer ministro armenio, Nikol Pashinyan, consideró el sábado que el reconocimiento del genocidio armenio por parte de Biden representa un “gran paso”. En un mensaje en su cuenta de Facebook, Pashinyan dio las gracias a Biden “por el gran paso hacia la justicia y el inestimable apoyo a los descendientes de las víctimas del genocidio armenio”.

La palabra

Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía

“Discutiré todo esto con Biden cara a cara cuando nos veamos en junio. Le recuerdo que nos conocemos (...) ¿Cómo puede envenenar las relaciones con Turquía por los grupos de presión armenios?”.