Japón donará equipos para vacunación en Latinoamérica, el Caribe y África

Mundo LR

Aunque Japón registra un proceso de vacunación lento contra el coronavirus, se mostró dispuesto a respaldar a otros países para que también puedan inmunizar a su población. Foto: AFP
Aunque Japón registra un proceso de vacunación lento contra el coronavirus, se mostró dispuesto a respaldar a otros países para que también puedan inmunizar a su población. Foto: AFP

Japón enfatizó que “garantizar el acceso equitativo a nivel mundial” es fundamental en la pandemia, “con la vista puesta en la contención de la COVID-19 lo más rápido posible”.

El Gobierno de Japón anunció este martes 27 de abril un programa de subvención valorado en aproximadamente 39 millones de dólares para ayudar al despliegue de los equipos necesarios para la vacunación contra la COVID-19 en Latinoamérica, el Caribe y África.

Japón suministrará a 31 países de las mencionadas regiones equipos de diversa índole, como aquellos para la cadena de refrigeración o unidades de transporte y almacenamiento en frío necesarios para la conservación de ciertas vacunas de la COVID-19, según explicó el Ministerio de Asuntos Exteriores en un comunicado.

Entre estos países, los receptores en Latinoamérica y el Caribe son Guatemala, Haití, Jamaica, Nicaragua, Paraguay y Venezuela.

Estas donaciones se harán a través del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por sus siglas en inglés) con el fin de “garantizar la vacunación en cada país”, señaló Exteriores en el texto.

“Garantizar el acceso equitativo a nivel mundial (...) y acelerar la vacunación es el desafío común de la comunidad internacional hacia el objetivo de contener la COVID-19”, añadió el Ministerio.

Japón es uno de los contribuyentes de Covax Facility, una coalición para la adquisición y distribución de vacunas a la que ya ha realizado un aporte de 200 millones de dólares.

Este país asiático considera que las ayudas anunciadas este martes “complementarán los esfuerzos de Covax Facility” para vacunar al mayor número de gente posible, “con la vista puesta en la contención de la COVID-19 lo más rápido posible”.

Irónicamente, Japón había vacunado hasta el 23 de abril contra el coronavirus a menos del 1% de su población, una sorprendente lentitud para la tercera economía mundial, que había encargado suficientes dosis a tres laboratorios diferentes desde el año pasado.

El país nipón exige que las vacunas sean administradas únicamente por médicos o enfermeras, de ahí la falta de personal para llevar a cabo una vacunación masiva.

El Gobierno japonés espera, de momento, terminar su programa de vacunación en febrero de 2022.

Con información de EFE y AFP