Los únicos treinta invitados al funeral privado del príncipe Felipe

La reina Isabel II y los miembros más cercanos de la familia real británica despiden al duque de Edimburgo en la capilla de San Jorge.

La Republica
El coche fúnebre llegó al templo flanqueado por representantes de diferentes regimientos militares. Foto: AFP
Mundo LR

El funeral por el duque de Edimburgo, consorte de la reina Isabel II, aconteció este sábado 17 de abril en la capilla de San Jorge, adyacente al Castillo de Windsor, tras un minuto de silencio en memoria del príncipe Felipe.

El coche fúnebre, un vehículo híbrido customizado por el mismo duque, llegó al templo flanqueado por representantes de diferentes regimientos militares y seguido por sus cuatro hijos en primera línea, tras una procesión de unos 15 minutos desde el castillo, antes de comenzar la ceremonia.

La soberana británica se desplazó en su propio automóvil, un Bentley, junto con una asistente personal, hacia el templo de estilo gótico, en el que solo estuvieron 30 invitados debido a la pandemia, aunque el acto es difundido en directo por televisión.

A las puertas de la capilla, el deán de Windsor y el arzobispo de Canterbury recibieron al féretro, que fue instalado sobre el catafalco mientras los asistentes, cubiertos todos con mascarillas, se dirigían a sus sitios asignados para mantener la distancia social.

Esta es la lista de quienes acompañaron a la reina en el adiós final a su esposo.

Príncipe Carlos: Hijo mayor de Isabel II y Felipe, el príncipe de Gales, heredero del trono de 72 años, estará acompañado por su segunda esposa Camila, duquesa de Cornualles.

Príncipe Guillermo: El duque de Cambridge, hijo mayor de Carlos y la difunta princesa Diana, tiene 38 años y es segundo en la línea sucesoria al trono. Estará acompañado por su esposa Catalina, pero sus tres hijos —Jorge de 7 años, Carlota de 5 y Luis de 2— fueron considerados demasiado jóvenes para asistir.

Príncipe Enrique: El hermano menor de Guillermo, el duque de Sussex, de 36 años, regresó de California por primera vez desde su retirada de la monarquía hace un año.

Durante la ceremonia ha escrutado cualquier signo de posible reconciliación con su hermano y su padre, con los que reconoció tensiones durante una explosiva entrevista televisiva el mes pasado. Su esposa Meghan, embarazada de su segundo hijo, se quedó en Estados Unidos porque los médicos le desaconsejaron viajar.

Princesa Ana: Única hija de la reina y el príncipe Felipe, Ana, de 70 años, estará acompañada por su marido, el vicealmirante Timothy Laurence, y sus hijos Peter Phillips y Zara Tindall.

Príncipe Andrés: El duque de York, de 61 años, se retiró de la vida pública en 2019 tras una desastrosa entrevista para explicar su amistad con el fallecido financiero estadounidense Jeffrey Epstein, acusado de traficar con menores de edad.

Le acompañarán sus hijas Beatrice, de 32 años, y Eugenie, de 31. Esta última dio a luz en febrero a su primer hijo, al que puso Felipe como segundo nombre en honor al duque de Edimburgo.

Príncipe Eduardo: El conde de Wessex, de 57 años, es el último de los cuatro hijos de la reina. Acudirá con su esposa Sofía, que acudió a consolar a la reina tras la muerte de Felipe, y sus dos hijos.

Penélope Knatchbull: La condesa Mountbatten era una de las mejores amigas de Felipe, con quien compartía la pasión por los deportes ecuestres. Su marido es nieto del conde Mountbatten, tío materno de Felipe y mentor de Carlos, asesinado en 1979 por el grupo armado irlandés IRA.

Archie Miller Bakewell: Es uno de los pocos invitados que no pertenecen a la familia real, fue secretario particular de Felipe y conservaron una estrecha relación después.

Familia de Felipe: Varios miembros de la rama alemana de la familia de Felipe estarán presentes, entre ellos Bernhard, príncipe heredero de Baden y nieto de su hermana Teodora, así como Donato, jefe de la casa de Hesse.

Clero y coro: El límite de 30 invitados no incluye a los representantes religiosos que celebrarán la ceremonia, que estará oficiada por el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, líder espiritual de los anglicanos. Un coro de cuatro cantantes interpretará canciones elegidas por el propio Felipe antes de morir.